S?bado, 23 de febrero de 2008
¿Acaso no sabes que estoy vivo?
¿Que te amo desde tu vientre?
¿Que es maravilloso estar aquí contigo?

Madre eres mi mundo, mi todo.
Comienzo a percibir el mundo,
a través de ti,
escucho tu música y
sufro tu sufrir.

¿Matarías a tu madre,
O a tu hermano?
¿Y matas a tu propio hijo?.

No te dejes engañar por el maligno.
El te hace creer que es tu derecho,
que solo soy un pedazo de carne.
Pero después él mismo,
atormentará tus días,
pues te hará ver, tu crimen sin igual.

Hasta de tu remordimiento,
Se valdrá el maligno, diciéndote:
aléjate de Dios, pues tu crimen no tiene perdón.

Pero aunque me mates Mamita,
yo intercederé a Dios por ti,
con la esperanza,
de encontrarnos en el cielo.

Mamita no me mates,
prometo ser tu alegría,
yo te cuidaré, cuando crezca.
Recuerda que un niño,
siempre viene con el pan bajo el brazo,
Dios proveerá.

Tags: aborto, mamá

Publicado por mario.web @ 22:31
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios