Domingo, 13 de abril de 2008
Benedicto XXI destaca rol primario de consagrados en la evangelización
VATICANO, 13 Abr. 08 (  ACI).-El Papa Benedicto XVI subrayó el rol primario en la evangelizació n de cuantos consagran su vida al anuncio de Cristo, viviendo radicalmente el Evangelio con los votos de castidad, pobreza y obediencia, durante el rezo del Regina Coeli realizado al mediodía en la Plaza de San Pedro.

En su alocución, el Santo Padre recordó que "en este cuarto domingo de Pascua, en el que la liturgia nos presenta a Jesús como el Buen Pastor, se celebra la Jornada Mundial de Oración por la Vocaciones. En cada continente, las comunidades eclesiales invocan al Señor por numerosas y santas vocaciones al sacerdocio, a la vida consagrada y misionera; y al matrimonio cristiano y meditan sobre el tema 'Las vocaciones al servicio de la Iglesia-misió n'".

Tras destacar que esta Jornada "se coloca en la perspectiva del Año Paulino, que comenzará el 28 de junio próximo para celebrar el bimilenario del nacimiento del apóstol Pablo, el misionero por excelencia", el Pontífice destacó que "en la esperanza del Apóstol de gentes, que el Señor llamó para ser 'ministro del Evangelio', vocación y misión son inseparables" .

"Él representa por lo tanto un modelo para cada cristiano, de manera particular para los misioneros ad vitam, es decir, para aquellos hombres y mujeres que se dedican totalmente a anunciar a Cristo a cuantos todavía no lo han conocido: una vocación, ésta, que conserva siempre su plena validez. Este servicio misionero es desarrollado, en primer lugar, por los sacerdotes, dispensando la Palabra de Dios y los Sacramentos; y manifestando con su caridad pastoral a todos, sobre todo a los enfermos, a los pequeños, a los pobres, la presencia sanadora de Jesucristo".

Seguidamente instó a agradecer "a Dios por estos hermanos nuestros que se gastan sin reservas en el ministerio pastoral, viviendo su fidelidad a Cristo con el sacrificio de la vida, como ha sucedido también ayer con los dos religiosos asesinados en Guinea y Kenia. A ellos va nuestra grata admiración junto con la oración de sufragio".

"Oramos también para que siempre nutra la elección de cuantos deciden vivir radicalmente el Evangelio mediante los votos de castidad, pobreza y obediencia: son hombres y mujeres que tienen un rol primario en la evangelizació n", subrayó.

Luego de precisar que quienes consagran su vida a Dios, sin excepción, "están dentro del mismo contexto: el de testimoniar el primado de Dios sobre todo y defender su Reino en todo ámbito de la sociedad", Benedicto XVI no quiso olvidar la vocación al matrimonio cristiano, y dijo que ésta "es una vocación misionera: los esposos, de hecho, están llamados a vivir el Evangelio en las familias, en los ambientes de trabajo, en las comunidades parroquiales y civiles. En ciertos casos, además, ofrecen su preciosa colaboración a la misión ad gentes".

Finalmente, el Santo Padre invocó "la materna protección de María sobre las múltiples vocaciones existentes en la Iglesia, para que se desarrollen con una fuerte impronta misionera" y le confió "a ella, Madre de la Iglesia y Reina de la Paz, también la especial experiencia misionera que viviré en los próximos días con el viaje apostólico a Estados Unidos de América y la visita a la ONU, mientras pido a todos ustedes que me acompañen con vuestra oración".

Tags: Benedicto XXI, iglesia, consagrado, vaticano

Publicado por mario.web @ 19:59
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios