Jueves, 29 de enero de 2009

Canon, uno de los fabricantes de artefactos electrónicos más grandes del mundo, ha reducido el horario de trabajo de sus empleados japoneses con un solo objetivo: que tengan más hijos.

Ante la crisis de población que atraviesa Japón, con una de las tasas de natalidad más bajas del mundo y una población cada vez más vieja, dos veces por semana Canon reduce la jornada de trabajo de sus empleados –en un país donde lo común es trabajar 12 horas diarias– y los envía a casa a las 5:30 p.m.

Hiroshi Yoshinaga, vocero de Canon, informó a CNN que la empresa tiene un programa muy fuerte para alentar los nacimientos y "enviar a los trabajadores temprano a casa para que estén con sus familias".

Según el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar, la tasa de natalidad japonesa es de 1.34, muy por debajo del 2.0 necesario para que la población no disminuya progresivamente.

Entre las razones que explican esta situación está la extenuante jornada de trabajo, el alto costo de vida y los prejuicios sociales contra la maternidad. Además, la población japonesa envejece a un ritmo más veloz que cualquier otro país del mundo.

Expertos citados por CNN sostienen que para revertir esta situación, Japón "necesita desesperadamente hacer algunos ajustes a sus actuales estructuras sociales y laborales".


Tags: canon, hijo, trabajo, empleado

Publicado por mario.web @ 9:00
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios