S?bado, 11 de julio de 2009

 

Segunda entrega del libro “La Palabra de Dios ilumina tu camino” del P. Ángel Peña O.A.R.

 

La Palabra de Dios tiene dos vertientes: la Escritura y la Tradición. La Biblia es la Palabra de Dios escrita y se distingue de la Palabra de Dios transmitida oralmente, que se llama Tradición. La Tradición y la Escritura (Biblia) constituyen un solo depósito sagrado de la Palabra de Dios, confiado a la Iglesia.

 

Ahora bien para interpretar bien la Biblia y no equivocarse, es preciso interpretarla de acuerdo al sentir de la Iglesia que la ha interpretado de la misma manera durante veinte siglos. Por eso, dice el concilio Vaticano II que el oficio de interpretar auténticamente la Palabra de Dios, oral o escrita, ha sido encomendado únicamente al Magisterio de la Iglesia, el cual lo ejercita en nombre de Jesucristo. Pero el Magisterio no está por encima de la Palabra de Dios, sino a su servicio

 

Lo que no se puede hacer es interpretarla a título personal, queriendo imponer a otros la propia interpretación, porque ninguna profecía (palabra) de la Escritura es de interpretación personal, porque ninguna profecía ha sido jamás proferida por humana voluntad, sino que llevados del Espíritu Santo, hablaron los hombres de parte de Dios (2 Pe 1, 20). Y Dios dice con claridad que la Iglesia es columna y fundamento de la verdad (1 Tim 3, 16). Aquí se refiere a la Iglesia fundada por Cristo, a la única Iglesia, que nos ha transmitido desde el principio las mismas enseñanzas y que tiene una sucesión ininterrumpida de los sucesores de Pedro (Papas) y de los apóstoles (obispos), que es la Iglesia católica.

 

El libre examen o interpretación de la Biblia lleva a la división. Actualmente, hay más de 28.000 iglesias evangélicas distintas. Leer la Biblia sin una buena interpretación es como ir a una farmacia y recetarse a sí mismo lo que se cree más conveniente con el riesgo de equivocarse y hacerse mucho daño.


Tags: Biblia, palabra, Dios

Publicado por mario.web @ 2:43
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios