S?bado, 08 de agosto de 2009
Le dijo una vez la montaña al abismo: "Yo, desde mis majestuosas cumbres,
tengo el mundo a mis pies!  Contemplo los más bellos amaneceres y crepúsculos,
la luz de la luna acaricia mi cuerpo y me siento parte de las estrellas porque casi
puedo tocarlas.  Es tan grande mi presencia que casi puedo sentir que toco a Dios.
¿Y tú, despreciable abismo, qué miserable rol cumples allá abajo?
El abismo contestó: "Te sostengo". 
Gui?o  

Tags: pensamiento, reflexión

Publicado por mario.web @ 1:41
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios