Martes, 19 de enero de 2010


Autor:  Adhemar Cuellar Z.

Jesús había nacido en Belén de Judá durante el reinado de Herodes. Unos magos que venían de Oriente llegaron a Jerusalén preguntando: “¿Dónde está el rey de los judíos recién nacido? Porque hemos visto su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo” (Mateo 2,1-2)

Meditando este pasaje bíblico, que nos habla de los magos que vieron la estrella de Belén, recordé la historia de una pareja de esposos que llevaban 12 años casados. Esta pareja  estaban contemplando el cielo y las estrellas.

-El esposo rompe el silencio diciendo: “Me hubiese gustado que fueras una estrella”

La esposa sonriendo y emocionada pregunta: ¿una estrella de telenovelas, o una estrella de cine?

¡No! Responde el esposo molesto, ninguna estrella de cine o telenovelas,   y señalando al cielo  dice:

Te digo que me hubiese gustado  que seas una estrella, pero de esas que están allá en el cielo lejos,  muy lejos de aquí, muy lejos de mi vida…

 

¿Te ha sucedido alguna vez lo mismo?

Creo que nuestra relación con Dios es  parecida

Cuantas veces actuamos así,  dejamos  que Dios  sea una estrella,  pero una estrella que  este lejos de nuestra vida.

Jesucristo es la estrella que ilumina y brilla en todo el mundo.   Esta estrella no quiere estar lejos nosotros, Jesucristo no quiere estar a miles de kilómetros de tu vida, el es una estrella que quiere estar cerca de ti, La estrella que nació en  Belén  está ansioso por iluminar los lugares  oscuros y sombríos de tu corazón.  En este tiempo  de tu vida  la estrella Divina, está tocando las puertas de tu corazón, es tiempo de que escuches su voz, déjalo entrar en tu vida(Apocalipsis 3,20),  deja que su palabra ilumine tus pasos (Salmo 119,105)

Oración:  Señor en este momento de mi vida, me encuentro en penumbras,  hace tiempo  eras la estrella que iluminaba y guiaba mis pasos,  pero un día seducido por la oscuridad del mal, me aleje de ti, te hice a un lado de mi vida, hoy te pido perdón, Señor en este momento necesito una estrella, Señor te  pido  que vuelvas a iluminar mi corazón, Señor ven a mi vida, guía  mis pasos, ilumina mis acciones,  Hoy  te abro las puertas de mi corazón para que vuelvas a ser mi ESTRELLA DIVINA. Amen


Tags: necesito, estrella, pensamiento, reflexión

Publicado por mario.web @ 22:21
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios