Viernes, 22 de enero de 2010
Bendito seas, Señor, por este nuevo día.
Te alabo por el don de la vida.
Al despertar del sueño, te pido especialmente por aquellos que serán trágicamente privados de la vida porque serán abortados. Recíbelos, Señor.
Y en tu gran misericordia, guía con tu sabiduría a todas las mujeres embarazadas que estén pensando hoy en destruir a los niños que llevan en su seno.
Dales la gracia, el valor y la fortaleza para vivir diariamente según tu voluntad.
Te lo pido por Cristo, Nuestro Señor, Amén.

Jaculatoria: Madre de los niños que no han nacido, ruega por nosotros.
En Jesús, María y José

Tags: oración, niños, nacer

Publicado por mario.web @ 9:23
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios