Martes, 23 de febrero de 2010

Autor: Padre Miguel RivillaSan Martín

 

En ese afán de contradecir algunos el Cristianismo, llegan,incluso, al esperpento de negar su muerte en la Cruz y su Resurrección. ¿De quesirven, a quien no quiere creer, los testimonios históricos, los evangelios,los testigos apostólicos, la misma tradición de 20 siglos e incluso el sentido común?Ya lo dijo Jesús: "No creerán ni aunque resucite un muerto". Juan,testigo presencial, escribe: "Cuando Jesús tomo el vinagre, dijo:"Todo esta cumplido. Inclino la cabeza y entrego el espíritu"...” Alllegar a Jesús los soldados, como le hallaron ya muerto, no le quebraron laspiernas, sino que uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y alinstante salio sangre y agua. Lo atestigua el que lo vio y su testimonio esvalido y el sabe que dice la verdad para que también vosotros creáis". Elevangelista Marcos escribe: "… Se extraño Pilato de que ya estuviesemuerto y llamando al centurión le pregunto si efectivamente estaba muerto.Informado por el centurión concedió el cuerpo a José (de Ariamtea)"…. Podríamosseguir con otras pruebas; pero para quien cierra los ojos a la luz del sol,todo es oscuridad.
 


Tags: muerte, Jesús

Publicado por mario.web @ 14:37
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por joanaa
Viernes, 05 de agosto de 2011 | 19:49

som comooo marica y jueput as gonorreas