Martes, 23 de febrero de 2010

Autor: Padre Miguel Rivilla San Martín

 

En el mes que fue dedicado a los fieles difuntos, el Papa ha impartido una catequesis sobre el tema de la muerte que, por su trascendencia e importancia, debería ser recordada por todos los que vivimos inmersos en medio de la baraúnda de futilidades que constituyen nuestro acontecer diario.

 

Desde una visión de fe, dijo el Papa que «no hay que tener miedo de la muerte del cuerpo, pues es un sueno del que nos despertaremos un día». «La autentica muerte, de la que hay que tener miedo, es la del alma --alerto--, llamada por el Apocalipsis “segunda muerte”.Quien muere en pecado mortal, sin arrepentimiento, cerrado en el orgulloso rechazo del amor de Dios, se autoexcluye del reino de la vida».

El sucesor del apóstol Pedro invito a quienes le escuchaban, a prepararse «serenamente para dejar este mundo, cuando El quiera llamarnos, con la esperanza de poder permanecer eternamente con El, en compañía de los santos y de nuestros queridos difuntos». He aquí una incontestable verdad, por lo general muy olvidada, capaz de hacernos dar un sentido autentico a la vida de cualquier persona.


Tags: muerte, Papa, catequesis

Publicado por mario.web @ 14:40
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios