Viernes, 26 de marzo de 2010
Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te bendigo, te alabo, te glorifico, te magnifico, te adoro profundamente y humildemente elevo mi espíritu mientras te ofrezco mi oración. 

Señor, te ofrezco todo el Amor, la Alabanza y la Gloria que deberías haber recibido de mí, que por causa mi pecaminosa vida te he negado. 

Señor, te ofrezco todo el Amor, la Alabanza y la Gloria que deberías haber recibido de la raza humana desde los tiempos de Adán y Eva, que por causa de nuestro pecado te hemos negado. Confieso los pecados de la humanidad y me siento muy arrepentido por ellos, Señor ten piedad de nosotros. 

Señor, te ofrezco todo el Amor, la Alabanza y la Gloria que deberías haber recibido de tu Creación Espiritual la cual fallo por causa de lucifer y todos los espíritus y ángeles caídos y que te han negado. 

Yo deseo hacer justicia para ti quien eres la Justicia, y te ofrezco mi vida, unida a los méritos de Tu Santa Palabra encarnada , Nuestro Señor Jesucristo, Su pasión y Su muerte, Su precioso cuerpo, sangre, alma y divinidad como reparación. 

También te ofrezco las perfecciones, las virtudes, las penas y los méritos del Inmaculado Corazón de María. Te ofrezco los méritos de todos los Patriarcas, los Profetas, los Apóstoles, los Mártires, los Santos y todos aquellos que han hecho tu voluntad por el paso de los años. 

Bendita Madre María, con todos los Ángeles Celestiales y Santos, y con toda la creación adoremos, honremos, alabemos y glorifiquemos a Nuestro Dios, por siempre y para siempre. Amen

Tags: alabo, glorifico, oración

Publicado por mario.web @ 20:16
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios