Mi?rcoles, 31 de marzo de 2010

Autor: Padre Miguel Rivilla San Martin


Para que el ser humano lleve un comportamiento ético y moral correcto en su vida, necesita tener, ante todo, ideas claras. Helas aquí sintéticamente expuestas:

 

1-Toda persona racional, de la cultura, religión, tiempo, edad y condición que sea, esta sujeta y siente en si mismo el imperativo de la ley natural, impresa en su interior “haz el bien y evita el mal”; “no hagas a otro lo que no quieras te hagan a ti”.

 

2-El Decálogo engloba y especifica la ley natural con sus 10 preceptos. Objetivamente hay una sola Ley de Dios —revelada a Moisés por el único Dios vivo y verdadero— que obliga por igual a todos los hombres de todos los tiempos...

 

3-Hay otras religiones no reveladas que pueden tener leyes que obligan subjetivamente a sus fieles. Su cumplimiento dependerá de la conciencia personal de cada uno.

 

4-Los mandamientos son preceptos de la ley natural, impresos en el alma, incluso de los ateos, que se sienten heridos si se les llama mentirosos o ladrones.

 

5- Las cosas no son malas porque Dios las prohíbe, sino que Dios las prohíbe porque son malas...

 

6-La moral católica no solo obliga a los católicos; obliga a todos los hombres, pues se basa en la ley natural. Todo hombre, católico o no, esta obligado a no matar, no robar, no explotar ni calumniar al vecino.

 

7-Hay mandamientos exclusivos de los católicos como ir a misa los festivos y practicar los sacramentos.

 

8- La ley del Dios único y verdadero, es inmutable y universal.

 

9-Para salvarse hay que guardar todos y cada uno de los mandamientos.

 

10- El incumplimiento del decálogo conduce al caos del individuo, de la familia, de la sociedad y del mundo. “El hombre se convierte en lobo para el hombre” (Hobbes).


Tags: Ley, natural, decálogo

Publicado por mario.web @ 19:58
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios