S?bado, 10 de julio de 2010

Hace unos a?os un sacerdote misionero viajaba a una isla "perdida". All? comenz? a anunciar el evangelio. Los habitantes de aquel lugar al escuchar sus palabras se quedaron asombrados y dec?an al misionero: "?c?mo es posible que este hermoso mensaje llega a estas tierras s?lo despu?s de 2000 a?os?" ?Es triste, pero esa es la realidad! Se ha dividido en tantas opiniones el mensaje de Cristo que es necesario luchar por su unidad, por anunciar su palabra a quien a?n no lo ha escuchado.?

Por ejemplo, s?lo hay un 16 por ciento de cat?licos. Los cristianos en total son cerca de un 30 por ciento. El resto del mundo tiene otra creencia o no cree en nada. Es decir que para dos tercios de la poblaci?n mundial, Jesucristo no significa mucho. Incluso hay gente que ni ha o?do hablar de Jesucristo.?

En tiempos de Jes?s, pasaba lo mismo. Unos cre?an en ?l y otros no. Unos le amaban hasta la locura ? d?ganme si no qu? tiene de ?razonable? rociar todo un valioso perfume sobre los pies de otra persona y secarlo con los propios cabellos- y otros le odiaban a muerte, y muerte de cruz. El mensaje era claro: "?l es el hijo de Dios, el Mes?as, el redentor de la humanidad. El muri? por nosotros, para liberarnos de nuestros pecados y abrirnos las puertas del cielo. Y quien cree en ?l y le acoge se salvar?".?

Delante de Cristo el hombre no se puede quedar indiferente. Esa ya ser?a una actitud derrotista. ?Qu? actitud tenemos nosotros? ?Es tan dif?cil creer en ?l??

Razones humanas siempre las podemos tener para no aceptar a Cristo, aunque muchas m?s para creer en ?l. No olvidemos, sin embargo, que la fe es un don que Dios regala a aquellos que son sencillos y se lo piden. ?Pidamos a Dios que aumente cada d?a nuestra fe! Tenemos mucho que ganar.?


Publicado por mario.web @ 10:14
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios