Mi?rcoles, 14 de julio de 2010

Por Madre Adela Galindo, Fundadora SCTJM

Cuando hablamos de triunfo simult?neamente hablamos de batalla. Triunfar significa ganar una batalla.

La Virgen Sant?sima nos habla en F?tima de una batalla que se libra en estos tiempos que incluye la perdida generalizada de la fe, perdida de muchas almas, guerras, destrucci?n, pero despu?s de todo la peor guerra es la de la perdida de la fe, pues el Se?or nos dice: ?no tengan miedo a los que matan el cuerpo, sino a los que matan el alma?.

La peor muerte es la del alma que pierde la fe, se aleja de Dios, de su amor y sus mandatos, se hunde en una vida de pecado, corriendo el riesgo de la condenaci?n eterna, o sea de la muerte eterna.





La Virgen Sant?sima en esta gran batalla que libramos hoy, batalla a la que el Santo Padre Juan Pablo II, le llama la cultura de la muerte, que no solo incluye la destrucci?n de la vida humana, sino tambi?n la destrucci?n del alma, nos ofrece su Coraz?n como refugio seguro, pero a la vez, nos indica que en estos tiempos en particular,?Dios ha querido que el triunfo sea adquirido por Ella:??dile a todo el mundo, que grandes gracias vienen a trav?s del Coraz?n Inmaculado de Mar?a? y ?que Dios ha confiado al Inmaculado Coraz?n, la paz y la conversi?n del mundo?.(Beata Jacinta).?Cuando Lucia, pregunta a Jes?s, porque la conversi?n de Rusia ser? fruto de la Consagraci?n de esta al Inmaculado Coraz?n,?el Se?or respondi?:?"Porque quiero que se vea claro que ese triunfo es del Inmaculado Coraz?n de Mar?a y as? se extienda el culto y la devoci?n al Inmaculado Coraz?n junto a la devoci?n a Mi Sagrado Coraz?n".


?Por qu? la Sant?sima Virgen batalla contra el mal?

Desde el inicio de las Escrituras (Genesis 3) hasta el final (en Apocalipsis 12), se nos revela a la Sant?sima Virgen en enemistad y en batalla contra Satan?s, sus secuaces y sus obras.

Genes?s 3,15- ?Enemistad pondr? entre ti y la mujer, y entre tu linaje y su linaje: ?l te pisar? la cabeza, mientras acechas tu su calca?ar?. Apocalipsis 12: ?un gran se?al apareci? en el cielo: una mujer vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza.... Apareci? otra se?al: un drag?n rojo..... quiere devorar a su Hijo en cuanto naciera.... Y la mujer huyo al desierto... El drag?n persigui? a la mujer, pero se le dieron a la mujer las dos alas del ?guila grande para volar al desierto.... Entonces despechado contra la mujer, se fue a hacer la guerra al resto de sus hijos, los que guardan los mandamientos de Dios y mantienen el testimonio de Jes?s?.

La Virgen Sant?sima juega un papel important?simo en la batalla espiritual desde la rebeli?n de Lucifer.?Cuando Dios cre? a Lucifer (la estrella de la ma?ana- portador de luz) cre? a una magn?fica criatura que participaba de su libertad y poder. Cuando Lucifer y sus ?ngeles se rebelaron con un grito ?no servir?, fue precisamente por el anuncio del futuro evento de la Encarnaci?n: Dios se har?a hombre nacido de mujer por el poder del Esp?ritu Santo. Dios revel? su plan que salvar?a al hombre del pecado.Los ?ngeles tendr?an que servir al Dios hecho hombre, a su Madre y a todos los redimidos. Esto lo consider? una humillaci?n y se rebel? junto con sus seguidores, fueron expulsados del cielo. Satan?s se hizo desde ese momento portador de oscuridad, rebeli?n, mentira, orgullo y soberbia. Enemistado con Dios para siempre, enemistado con la mujer que traer?a al mundo al Dios hecho hombre y enemistado con todos los seguidores de Cristo de quienes Ella es Madre espiritual.

?En el designio salvifico, el misterio de la Encarnaci?n constituye el cumplimiento sobreabundante de la promesa hecha por Dios a los hombres despu?s del pecado original, despu?s de aquel pecado cuyos efectos pesan sobre toda la historia del hombre en la tierra. Viene al mundo el Hijo, el ?linaje de la mujer? que derrotar? el mal del pecado desde su misma ra?z. La victoria del Hijo de la mujer no suceder? sin una dura lucha, que penetrar? toda la historia humana. ?La enemistad? anunciada en el comienzo es confirmada en el Apocalipsis, libro de las realidades ?ltimas de la Iglesia y del mundo. Mar?a, est? situada en el centro mismo de aquella ?enemistad? de aquella lucha que acompa?a la historia de la humanidad en la tierra y la historia misma de la salvaci?n... En esta historia Mar?a, sigue siendo una se?al de esperanza futura" (S.S Juan Pablo i.e., a.m. #11) .

La Virgen Sant?sima es la respuesta de Dios a Lucifer. Ella es la nueva estrella de la ma?ana que nos trae la luz verdadera, la portadora de la salvaci?n, de la Palabra encarnada, el Arca de la Alianza. La gran se?al que apareci? en el cielo vestida del sol: revestida de la luz de Cristo. Con la luna bajo sus pies (luna que simboliza el tiempo, bajo sus pies).

Ella tiene autoridad, ejerce dominio sobre el tiempo, es su patrona. Ella aunque vivi? en el tiempo, es superior a las vicisitudes del tiempo y no es condicionada por el, o sea, tiene el poder dado por Dios, para aplastar las batallas que se dan en los tiempos espec?ficos). Coronada: part?cipe del poder real de su Hijo (Ella es reina de cielos y tierra). Con doce estrellas: simboliza el triunfo de la Iglesia en Mar?a.

La respuesta de Mar?a: "he aqu? la esclava del Se?or" respuesta perfecta al grito de Lucifer: "no servir?".

La respuesta de Mar?a a Isabel (alabanza, humildad, servicio y misericordia) oposici?n directa a Satan?s que busca su gloria propia, su autonom?a. Que es orgulloso, ego?sta y lleno de odio y acusaci?n.

Por la cooperaci?n perfecta de Mar?a al plan salv?fico de Dios desde la Anunciaci?n hasta la Cruz, ella con su ?f?at?, participa de ese ?aplastar la cabeza de Satan?s?. Y la descendencia de Mar?a, que es Cristo y el tal?n que son los hijos espirituales de Mar?a, aplastan la cabeza de la serpiente, o sea, la ra?z del pecado: el orgullo.

La ra?z de la batalla es el pecado. Mar?a, tiene poder sobre el demonio y vence su obra destructora, al Ella haber sido creada Inmaculada en virtud de la futura redenci?n de su Hijo.?Ella por ser Inmaculada, no tuvo nunca pecado original ni personal, o sea, Satan?s nunca tuvo poder sobre ella, ni su mente, ni coraz?n, ni acciones. Es por eso, que nuestra Madre, nos llama con urgencia a la conversi?n aut?ntica, a la renuncia al pecado, indiferencia, incredulidad y rebeld?a que hay en el hombre de hoy.... Ella siempre batalla como buena Madre en esta hora decisiva para la humanidad, hora en que se juega la salvaci?n eterna de tantas y tantas almas, incluso de la nuestra.

?No son todas las apariciones de la Virgen, intervenciones directa de Nuestra Madre, en un momento para prevenir y proteger a la Iglesia y a la humanidad de los peligros que la falta de conversi?n pueden ocasionar con consecuencias tr?gicas? ?No son las apariciones de la Virgen, interferencias a las obras y trampas del demonio, renovando la fe y la oraci?n? Ella siempre se coloca, como buena Madre en la defensa de sus hijos, entre el demonio y los hombres, para contrarrestar los efectos oscuros y pecaminosos de su acci?n diab?lica.

Si en toda la historia de la Iglesia, hemos visto estas intervenciones evidentes e interferencias de la Sant?sima Virgen en defensa de sus hijos, batallando y triunfando contra el demonio, en estos ?ltimos siglos, la hemos estado viendo intervenir como nunca antes. Esto se entiende a la luz de lo que dijo San Lu?s de Montfort: a medida que pase el tiempo la batalla se intensificar?.

San Lu?s Mar?a Grignion de Montfort: ?Dios ha hecho una enemistad irreconciliable que durar? y crecer? hasta el fin del mundo y es entre Mar?a, su Sant?sima Madre y el demonio; entre los hijos y servidores de la Virgen, y los hijos y s?bditos de Lucifer; de modo que el m?s terrible de los enemigos de Sat?n que Dios ha suscitado es Mar?a, su Sant?sima Madre, a la que di?, desde el mismo para?so terrestre, aunque todav?a no estuviese m?s que en su idea, tanto aborrecimiento a este enemigo de Dios, tanto arte para descubrir la malicia de esta antigua serpiente, tanta fuerza para vencer, abatir y aplastar a este orgulloso monstruo, que la teme m?s que a todos los ?ngeles y todos los hombres, y en cierto sentido m?s que al mismo Dios


El enemigo mas terrible que ha suscitado Dios contra Satan?s es Mar?a. ?y porqu??

1-Porque Satan?s, que es tan orgulloso, sufre infinitamente mas al verse vencido y castigado por una sencilla y humilde esclava de Dios, y la humildad de la Virgen lo humilla mas que el poder divino.

2-Porque Dios ha concedido a Mar?a un poder grande contra los demonios. (lo vemos en exorcismos, en obras marianas). Este poder es por su inmaculada concepci?n y porque nunca pudo el demonio hacerla participar en el reino de la oscuridad a trav?s del pecado.

3-Lo que Lucifer perdi? por orgullo lo gan? Mar?a con su humildad. Lo que Eva perdi? por la desobediencia, lo gan? Mar?a por su obediencia. Eva al obedecer a la serpiente, se hizo causa de perdici?n para s? y para todos sus hijos; Mar?a al permanecer siempre fiel a Dios, se convirti? en causa de salvaci?n para s? y para todos sus hijos y servidores consagr?ndonos al Se?or.

Mar?a descubrir? siempre la malicia de la infernal serpiente y sus tramas infernales, desvanecer? sus diab?licos consejos y librar? a sus fieles servidores, hasta el fin de los tiempos, de sus crueles garras. El poder de Mar?a sobre todos los demonios resplandecer? particularmente en los ?ltimos tiempos en que Satan?s pondr? acechanzas a su calca?ar, es decir, a los humildes esclavos y a los pobres hijos que Mar?a suscitar? para hacer guerra al infierno?. (Tratado de la verdadera devoci?n # 52 y 53)


?Es necesario el triunfo del Inmaculado Coraz?n?

Satan?s es el pr?ncipe de este mundo, al ser un ?ngel poderoso, ha tenido poder sobre las sociedades, naciones y eventos.?Ese poder fue roto por la muerte y resurrecci?n de Nuestro Se?or y esa salvaci?n esta disponible a nosotros, la Iglesia. Tenemos la victoria, en Cristo, pero la batalla por acoger y vivir esta victoria continua en cada generaci?n hasta el final de los tiempos. Es precisamente en esta batalla de la humanidad de hoy, de los hijos de Dios y de la Iglesia, contra Satan?s y sus secuaces, que la Virgen Sant?sima viene en nuestro auxilio como capitana de las grandes batallas de Dios, para ayudarnos a alcanzar la victoria que en su coraz?n es plena y real.

Aparici?n en F?tima el 13 de Julio de 1917:??visteis el infierno a donde van las almas de los pobres pecadores; para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoci?n a mi Inmaculado Coraz?n. Si hacen lo que les voy a decir, se salvar?n muchas almas y tendr?n paz..... habr?n guerras, hambre y persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre. Para impedirla vendr? a pedir la Consagraci?n de Rusia a mi Inmaculado CORAZ?N y la comuni?n reparadora de los primeros s?bados. Si se atienden mis deseos, Rusia se convertir? y habr? paz, si no, esparcir? sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones contra la Iglesia. Los buenos ser?n martirizados y el Santo Padre tendr? mucho que sufrir; varias naciones ser?n aniquiladas..... De pronto el horizonte se presenta sombr?o....y despu?s surge un rayo brillante de luz y de esperanza: ?Al final, mi Inmaculado Coraz?n triunfar?. ?

En este mensaje de F?tima, nuestra Se?ora ha querido despertarnos la conciencia de que estamos en una batalla que envuelve naciones, sociedades y reinos, y cada individuo que en ellos reside. ?No podemos negar la existencia de fuerzas en la sociedad que act?an con hostilidad hacia la Iglesia. Todas estas cosas manifiestan la obra sutil del pr?ncipe de este mundo y del misterio de la iniquidad a?n en nuestros d?as?. (S?nodo de obispos, 1985- Final Relatio #14)

La clave de la estrategia de Satan?s en nuestros tiempos ha sido el ate?smo, la corrupci?n de la fe y la secularizaci?n total de la humanidad. Gradualmente, Rusia, como lo anunci? la Virgen en F?tima, ha esparcido sus errores, no solo a nivel pol?tico, sino y m?s importante, esparciendo a nivel espiritual, su ate?smo, materialismo y secularismo humanista, reduciendo al hombre a la sola creencia en el mundo visible, y en desear ponerlo bajo su control sin necesidad de Dios. Tambi?n, la Iglesia, la fe y las Escrituras han estado bajo ataque directo de una ?religi?n conformada con el mundo? (no hablo de sus t?cnicas, sino de la doctrina) o ?de imposturas religiosas?, ?falsos conceptos de la religi?n?, ?falsos conceptos de Iglesia?. ?Muy frecuentemente los hombres enga?ados por el Maligno, se hicieron necios en sus razonamientos y trocaron la verdad de Dios por la mentira, sirviendo a la criatura en lugar del creador? (Lumen Gentium #16)

Podemos deducir con claridad que la batalla mayor de estos tiempos que encierra todas las que se libran hoy es: CRISIS DE FE.?Tenemos una crisis de fe: porque no se cree en Dios, ni en su Palabra, una falta de obediencia a Dios que se ha revelado a s? mismo y que ha revelado tambi?n la Verdad. Falta de fe, que se traduce en una vida cuyo fin es terreno, no celestial; y tambi?n se niegan los valores sobrenaturales. En la Carta Apost?lica de Su Santidad Juan Pablo II, Tertio Millennio Adveniente, leemos:??De hecho, no se puede negar que la vida espiritual atraviesa en muchos cristianos un momento de incertidumbre que afecta no solo la vida moral, sino incluso a la oraci?n y a la misma rectitud teologal de la fe. Esta, ya probada por el careo con nuestro tiempo, est? a veces desorientada por posturas teol?gicas err?neas, que se difunden tambi?n a causa de la cris?s de obediencia al Magisterio de la Iglesia?.(# 36)

El Santo Padre nos est? diciendo que nuestra fe est? siendo probada en estos tiempos porque el error ha entrado en todas las ?reas de nuestra vida: espiritual, moral y doctrinal. Debido a esta cris?s de fe, las mentes se han oscurecido y las conciencias est?n desorientadas y confundidas. El pecado ya no se llama por su nombre, y es por esto que vemos tanto caos, orgullo intelectual, rebeld?a, b?squeda de la verdad fuera de Dios y definiendo la verdad de acuerdo a la interpretaci?n personal de cada uno y a las circunstancias. Hay tambi?n una fascinaci?n por lo oculto y por el movimiento de la Nueva Era. Y toda esta confusi?n tambi?n podemos observarla, incluso, algunas veces en los c?rculos religiosos.

Es por esto que es necesario el triunfo de su Inmaculado Coraz?n, porque cuando la Iglesia libra una batalla como la de nuestros tiempos, la Madre viene en auxilio, a socorrernos y llevarnos al desierto (Apocalipsis 12: escondernos en su coraz?n, aliment?ndonos con su fe firme, su disposici?n a la Palabra, su obediencia a la revelaci?n de Dios.?Form?ndonos con su mediaci?n maternal, con sus ense?anzas, sus direcciones y consejos. Y cuid?ndonos del maligno, defendi?ndonos en esta guerra por nuestras almas, manteni?ndonos cerca guardados en su coraz?n, donde el demonio no puede entrar, ni robarnos.??No tengas miedo, mi Inmaculado Coraz?n ser? tu refugio y tu camino seguro para llegar a Dios??(La Virgen a Luc?a)

Es evidente, que en estos tiempos, y podr?a decir que de forma urgente, es necesaria una poderosa victoria de la Sant?sima Virgen sobre el mal: el triunfo del Inmaculado Coraz?n, triunfo de la gracia sobre el pecado, de la luz sobre las tinieblas, de la verdad sobre el error, de la santidad sobre la corrupci?n, de la paz sobre la guerra y la violencia.?Es necesario el triunfo del Inmaculado Coraz?n de Mar?a para salvar la humanidad, mostrando a Jes?s, fruto bendito de su vientre? (S.S.Juan Pablo II: ?ngelus, 8 de Julio de 1984).

S.S. Juan Pablo II cita al Cardenal August Hlond, que al morir dijo: ?la victoria si llega llegar? por medio de Mar?a?. Mientras entraba en los problemas de la Iglesia universal, al ser elegido Papa, llevaba en m? una convicci?n semejante: que tambi?n en esta dimensi?n universal, la victoria, si llega, ser? alcanzada por Mar?a. Cristo vencer? por medio de Ella, porque El quiere que las victorias de la Iglesia en el mundo contempor?neo y en el mundo futuro est?n unidas a Ella? (Cruzando el Umbral de la Esperanza, p?gina 236)

El triunfo del Inmaculado Coraz?n, es tambi?n el triunfo de la Iglesia. ?Traer? la nueva primavera de la Iglesia" que el Santo Padre nos habla en Tertio Milenio Adveniente: "resurgir la fe, brillar? la Iglesia, triunfar? el Coraz?n de Cristo?.


?En qu? consiste este triunfo?

La reconquista espiritual de todo el mundo. O sea, que nuestros corazones regresen a su Hijo, que vuelvan a pertenecerle a El, y su Coraz?n Inmaculado es el camino seguro y, perfecto para llegar al Coraz?n de Cristo. Ella, como madre nuestra, quiere hacer todo lo posible, para regresarnos al camino de su Hijo, por llevarnos a ?l, por revelarnos al ?nico Salvador y Se?or.?Ella quiere ense?arnos el camino que hemos perdido: el amor, la fe, la conversi?n, la vida de los sacramentos, los valores morales, los valores familiares, la obediencia y fidelidad a Dios y a sus mandamientos.

?La Inmaculada debe conquistar el mundo entero y cada individuo, para as? poder devolverlos a Dios. Es por ello que debemos reconocerla por lo que ella es y someternos a ella y a su reinado, el cual es todo amor y ternura? (San Maximiliano Kolbe)

Siempre debemos pensar en el triunfo de la Sant?sima Virgen en t?rmino de destrucci?n del pecado, de sus estructuras y de las consecuencias del pecado.?Precisamente se trata del triunfo del Coraz?n Inmaculado, porque la batalla se libra en el coraz?n de los hombres, que se han endurecido, se han alejado de Dios y han dado cabida a la oscuridad y al pecado, al mundo, la carne y el demonio. Ella, en cuyo Coraz?n se vive en plenitud el triunfo Redentor de Cristo, nos quiere hacer participes de esa victoria, manifestando a cada uno de nosotros y a las naciones todas, el triunfo de Su Coraz?n, el triunfo de la gracia sobre el pecado, del amor sobre el ego?smo, de la paz sobre la violencia, de la fe renovada por el Esp?ritu Santo sobre el ate?smo, de la amorosa devoci?n sobre la indiferencia y la frialdad, de la verdad de la revelaci?n sobre la mentira, las herej?as y falsa religi?n.


?C?mo se dar? este triunfo? ?Cu?les son los medios?

?Las palabras de F?tima, con el fin del siglo, parecen acercarse a su cumplimiento? (JPII).

Este triunfo va abri?ndose paso a trav?s de diversos actos significativos y se realizar? en la historia a trav?s de nuestra respuesta a la obra de nuestra Madre en estos tiempos, a nuestra fiel obediencia a sus peticiones y direcciones. Adem?s, se dar? por el sacrificio de los ap?stoles de los tiempos modernos (los hijos de Mar?a, los amantes y adoradores de la Eucarist?a, los fieles al Papa), que siguiendo las huellas de los doce despu?s de Pentecost?s, con su mismo esp?ritu de entrega hasta el martirio por la fe, de sangre si tal fuere el designio de la misericordia de Dios, o por lo menos moral, se mantendr?n firmes en su testimonio de oraci?n, penitencia, amor, paz, fidelidad a la verdad en la dif?cil hora presente.


?Cuando y de qu? manera?

Quiz?s esto pertenece a la tercera parte del secreto, que a su tiempo se patentizar? mejor. No sabemos exactamente el como ni el cuando, pero sabemos los medios que la Sant?sima Virgen nos esta dando para que promovamos y aceleremos este triunfo.?En el mismo mensaje de Julio 13,?Ella nos lo dice:??para impedirla (batalla espiritual y cris?s de fe) vendr? a pedir la Consagraci?n de Rusia a mi Inmaculado CORAZ?N y la comuni?n reparadora de los primeros s?bados. Si se atienden mis deseos, Rusia se convertir? y habr? una era de paz?

1- Consagraci?n y Reparaci?n.

Consagraci?n que es entregarnos, confiarnos al Coraz?n de Nuestra Madre. Dejarnos formar, moldear, guiar y ense?ar por Ella. Es llenarnos de sus disposiciones interiores y participar de sus gracias.?Es guardarnos dentro de Ella, para ser protegidos en esta ardua lucha que libramos contra las fuerzas del mal.

Es pertenecerle a Nuestra Sant?sima Madre, es ser reclamados como cosa y posesi?n suya, lo cual debilita el poder de Satan?s sobre nosotros que quiere perdernos, alejarnos de Dios y condenarnos.

Sabemos que las almas que se entregan a Ella completamente y sin reservas llegan a comprender mucho mejor quien es el Se?or Jes?s y los misterios de Dios.?La Madre de Dios no puede llevarnos a ning?n lugar excepto a Nuestro Se?or, a Su Iglesia y a Su Magisterio. Los ap?stoles de estos tiempos, se forman en el Inmaculado Coraz?n, igual que despu?s de la resurrecci?n, durante esa persecuci?n, los ap?stoles estaban con Mar?a Sant?sima.

Ponernos el servicio de Ella: "Deseamos ser perfectos instrumentos de la Inmaculada y ser totalmente guiados por Ella, en perfecta obediencia"(San Maximiliano Kolbe)
Es importante, mas que nunca, darla a conocer y hacer que muchos la amen y se consagren a Ella.?Jes?s quiere utilizarte para darme a conocer y hacerme amar??(La Virgen Sant?sima a Luc?a)

La Consagraci?n no es simplemente una oraci?n o un acto de devoci?n, es un compromiso, un estilo de vida, de obediencia, humildad, servicio incondicional, apertura a los dem?s, capacidad de silencio, purificaci?n, etc.

Todo acto de consagraci?n, atrae y actualiza el triunfo del Inmaculado Coraz?n. El acto de Consagraci?n del mundo seg?n JUAN PABLO II, se ordena al triunfo final del Coraz?n Inmaculado, profetizado en F?tima.?Porque cuando nos consagramos la aceptamos como Madre, Maestra y Reina, y la invitamos a ejercer toda su misi?n espiritual en nosotros. Podr?amos deducir que el triunfo del Inmaculado Coraz?n se ha ido tejiendo poco a poco con una serie de eventos cruciales para la vida de la Iglesia de este siglo: apariciones, movimientos marianos, consagraciones, JUAN PABLO II y la Consagraci?n de 1984, la ca?da de las estructuras pol?ticas marxistas que imped?an la libertad de fe y religi?n, el A?o Mariano, la beatificaci?n de los ni?os de F?tima, la renovaci?n de consagraci?n del mundo y la Iglesia en Octubre del 2000.

De manera a veces, extraordinaria, pero generalmente de formas mas sutiles, estamos viendo la intervenci?n clara y directa de Nuestra Madre renovando la fe enfriada y confundida, llam?ndonos a la vida de oraci?n, penitencia, amor y adoraci?n a la Eucarist?a, Reparaci?n, sacramentos, rezo del Santo Rosario y fidelidad a la fe de la Iglesia.

Junto con la consagraci?n, la reparaci?n.?El 10 de Diciembre de 1925, se le apareci? a Sor Luc?a, la Sant?sima Virgen con el ni?o Jes?s. Le dijo el ni?o: ?ten compasi?n del Coraz?n de tu Sant?sima Madre que est? cubierto de espinas, que los hombres ingratos le clavan sin cesar; sin que haya nadie que haga un acto de reparaci?n para arranc?rselas.?

Inmediatamente dijo la Sant?sima Virgen:?"Mira hija m?a, mi coraz?n cercado de espinas que los hombres ingratos me clavan sin cesar con blasfemias e ingratitudes. T? al menos procura consolarme".

Elementos de la Comuni?n Reparadora de los primeros s?bados:
1- Rezo del Santo Rosario?meditado (adentrarnos en los misterios de Nuestra Redenci?n)

2-Sacramento de la Reconciliaci?n?y examen de conciencia (estrategia de conversi?n y arrepentimiento)

3-Recibir la comuni?n?en reparaci?n por nuestros pecados y los pecados del mundo y las ofensas a su Coraz?n Inmaculado.

4-Adoraci?n al Sant?simo Sacramento?(estar ante la presencia de Cristo para adorarle, amar, creer, por los que no lo adoran, aman, y creen). La reparaci?n atrae misericordia.


2. El Santo Rosario

En cada una de las apariciones de F?tima, Ella pide ?recen el rosario?, ?por qu?? Arma poderosa contra la cris?s de fe. ?Es la fe contenida en una mano?. Todos los misterios principales de nuestra salvaci?n y Redenci?n est?n contenidos en los misterios del rosario (Profundizar la fe en esp?ritu de oraci?n).

Grandes Batallas se han vencido con el Rosario: Santo Domingo, Lepanto (octubre 7, 1571); Brasil (1964); El Papa P?o IX: ?denme un ejercito de personas que rezan el rosario y conquistare el mundo?.

Despu?s de cada decena se nos ha pedido recitar: "Oh Jes?s m?o, perdona nuestros pecados, l?branos del fuego del infierno, conduce todas las almas al cielo, especialmente las que mas necesitan de tu misericordia?.

Las grandes batallas de Dios en su pueblo, las ha librado la Virgen Mar?a, viniendo en nuestro auxilio y dirigi?ndonos en medio de la tribulaci?n: (Juan/Cruz) (Santiago con Pilar) (Guadalupe) (Covadonga) (Lepanto) (Polonia) (Rusia)... Como el pilar o columna de Genes?s 13, 21-22, de nube durante el d?a, y la columna de fuego durante la noche preced?a a los israelitas en el desierto para ense?arles el camino, y nunca dej? de ocupar su lugar en frente del pueblo, la Virgen Sant?sima es el nuevo pilar o columna, que se revela a Santiago y le deja un pilar en los inicios del cristianismo, y tambi?n revelada en tiempos mas recientes en el sue?o de San Juan Bosco. Ella va delante de la Iglesia y de cada uno en tiempos de confusi?n y batalla, llev?ndonos seguros al Coraz?n de Jes?s.

Ella siempre intervendr? en la historia de los hombres. Dios le ha dado poder para ello. La historia de Ester: En F?tima la Virgen trajo un detalle particular en su vestido: una estrella. Esto nos hace comprender la misi?n esencial de la Sant?sima Virgen en esta aparici?n. Ester significa estrella. Para ello vamos al libro de Ester: la reina interviene para salvar al pueblo de la trampa y exterminio del enemigo. El enemigo mas bien es exterminado, logra el favor del Rey, quien reversa toda la acci?n del enemigo hacia el mismo.


El triunfo del Inmaculado Coraz?n es progresivo y se va dando paso a paso

Hemos visto como fruto de la consagraci?n del mundo y Rusia, la ca?da de las estructuras pol?ticas que imped?an la fe. Pero, esto no significa que el mundo de hoy es un mundo creyente.?En 1991: cuando el Santo Padre visita F?tima: ?Estoy conciente que el esp?ritu detr?s del comunismo no est? muerto, y se corre el peligro de remplazar el marxismo con otra forma de ate?smo, que exaltando la libertad tiende a destruir las ra?ces de la moralidad humana y cristiana. Las nuevas condiciones de los pueblos y de la Iglesia son todav?a peligrosas e inestables. Por eso Madre, revela tu amor a cada uno de tus hijos y a las naciones, pues te necesitamos?.

Que nos quiere decir el Santo Padre: que la Sant?sima Virgen ha logrado ya la primera etapa de la batalla, derrumbar un sistema estructurizado con poder pol?tico, pero todav?a hay mucho que derrumbar, todos los errores que esparc?o el materialismo, insubordinaci?n, rebeld?a, violencia, opresi?n, ate?smo, un mundo sin Dios, sin apertura a sus misterios, disensi?n de la verdad, secularismo.?O sea, falta alcanzar que cese la crisis de fe y sus consecuencias, dentro de la Iglesia y en el mundo, en los corazones, en las familias y en las naciones enteras.?En este mismo mensaje de F?tima:??Portugal no perder? la fe?....?y despu?s viene el secreto....que significa que hay naciones que s? la perder?n? Falta vencer todav?a la crisis de fe: Con esta victoria, se cumplir? la totalidad de la promesa:??Por fin mi Inmaculado Coraz?n triunfar??y vendr? un tiempo de paz.

?La actual cris?s mundial y la interna de la Iglesia, en el fondo pondr?n de manifiesto una gran verdad oculta a los ojos: la de la humanidad que se sentir? impotente para resolverla por s? misma, a pesar de la t?cnica y el progreso. Entonces en el fondo de su pobreza, sentir? la necesidad de unirse a Dios a modo de exigencia vital. Tal ser? el momento decisivo para el triunfo del Inmaculado Coraz?n.?

Ahora bien, el fruto de este triunfo ser? la era de paz. ?Porqu? era de paz? Porque al triunfar su coraz?n, ella la Reina de la paz nos har? part?cipes de la paz que en su coraz?n reside. Paz que es fruto de su total comuni?n de amor con Cristo, paz que recibe de ?l por la unidad perfecta de ambos corazones. Paz que ella posee por su perfecta armon?a con la voluntad de Dios y sus designios.


Trabajar por ese triunfo

?Aquellos que se entregan completamente a la Inmaculada arder?n con un amor tan poderoso que les har? prender ese fuego a todo lo que esta a su alrededor y causar que muchas almas ardan con ese mismo amor. As? conquistar?n el mundo entero y cada alma en particular para la Inmaculada. Esto lo har?n lo mas pronto posible.? (San Maximiliano Kolbe)

La consagraci?n personal y la vivencia aut?ntica: derrumba las estructuras de pecado que existen en nuestros corazones. Primero, tenemos que hacer que ella triunfe en nuestros corazones y as? va a ir triunfando en la sociedad.?

?Tenemos que ganar el universo y cada individuo ahora y en el futuro, hasta el fin de los tiempos, para la Virgen Sant?sima, y por ella, para el Sagrado Coraz?n de Jes?s. Esas almas llegar?n a amar al Sagrado Coraz?n mucho mejor y mas profundamente de lo que lo han hecho hasta ahora. A trav?s de su amor incendiar? el mundo y lo consumir? (San Maximiliano Kolbe).

Creo que debemos reconocer la seriedad del momento, y cuanto depende de nuestra respuesta la hora que vivimos. Su Inmaculado Coraz?n triunfar?, que bello ser?a sabernos instrumentos aunque sea peque??simos de ese triunfo. En F?tima (la ?ltima noche): ?vayan y sean ap?stoles de mi Inmaculado Coraz?n".

O sea, debemos responder al llamado de Nuestra Madre, a los medios que nos da para alcanzar el triunfo de su Coraz?n Inmaculado, y debemos mas que nunca darla a conocer, hacerla amar y utilizar los medios que ella nos da para nuestra conversi?n y la era de paz.

Ana Catalina Emmerick (m?stica del principio del siglo XIX) nos dice: ?Vi volar por la superficie del cielo un Coraz?n resplandeciente de una luz roja, del cual part?a una estela de rayos blancos que conduc?an a la llaga del Costado de Jes?s. Esos rayos atra?an a ellos un gran n?mero de almas, que a trav?s del Coraz?n y la estela luminosa, entraban al Costado de Jes?s. Se me explic? que ese Coraz?n era el de Mar?a?.


Publicado por mario.web @ 21:56  | religion
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios