Domingo, 25 de julio de 2010

Tu vida esta plena de logros,?
luchas y grandes esfuerzos,?
y aunque a veces no parezca,?
cada d?a te vas acercando?
paso a paso a lo que t? quieres.

Pero ten cuidado, puedes tener un enemigo,?
capaz de destruir sin piedad
lo que con tanto trabajo has construido.?
Me refiero a tus propios resentimientos.?

El resentimiento es como tomar un veneno?
para tratar de envenenar a otro.?
Mientras el dolor pasa, el rencor se queda,?
lo agravas, como a una herida

que no se deja sanar.

El resentimiento es un monstruo,?
que puede tener el tama?o que le des,?
lo puedes alimentar con los pensamientos?
de queja y de autocompasi?n,?
mientras m?s lo crezcas
m?s partes de tu vida invadir?.

La energ?a que le das a ese fantasma,?
es la misma que puedes usar?
para construir tus sue?os,
o la vida m?s plena y feliz que te mereces.?

Quien no perdona, sin darse cuenta,?
poco a poco se a?sla,?
empieza a olvidar o dejar de disfrutar

lo grato de su vida.

Con el rencor te haces m?s dif?cil?
lo dif?cil, y lo agradable se opaca?
con el tormento de la amargura.

Digno no es el resentido,?
digno es quien perdona.

Que est?pida es la venganza,?
que mantiene anclado el dolor.

La venganza sabia es dejarlo ir,

seguir adelante,?
es construirse en vez de destruirse.

El perd?n es un regalo:
para si mismo es regalarse la paz,?
es soltar la carga,?
es decidir mirar la luz de nuevo?
y con determinaci?n caminar hacia ella,
hacia lo mejor de ti, de tu vida.

No perdones para que el otro cambie,?
ac?ptalo, el otro nunca va a ser como t? quieres,
eso no depende de ti.

No le des a nadie el poder de hacerte infeliz,?
perdona porque t? decides hacerlo,
retoma tu poder, tu inmensa capacidad?
de construir tu propia tranquilidad.

?


Publicado por mario.web @ 19:56
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios