Mi?rcoles, 28 de julio de 2010

Daremos raz?n de tu nombre,

aunque, el hablar de Ti,

nos cause desasosiego o incomprensi?n.

Ofreceremos, nuestras manos abiertas,

a?n a riesgo de ser tratados como ilusos,

de que, lo que damos o hacemos,

no sirve de nada ante un mundo

en el que s?lo se valora lo que se paga.

?

Por Ti, Se?or.

Miraremos al cielo buscando

un rasgo de tu presencia.

Miraremos hacia el duro asfalto

para llevar tu Buena Noticia,

la alegr?a de tu ser resucitado,

tu Palabra, como aliento y vida,

tu rostro que tonifique

nuestra triste existencia.

?

Por Ti, Se?or.

Amaremos, a?n no siendo amados.

Y, en medida rebosante y sin cuenta,

colmaremos y calmaremos

los corazones que necesitan paz,

las almas que se han tornado en tibias,

los pies que se resisten a caminar,

los ojos que se han quedado en el vac?o.

?

Por Ti, Se?or.

Mantendremos, eternamente nuevo,

el mandamiento que T? nos dejaste:

amar, sin mirar a qui?n,

amar, sin contar las horas,

amar, con coraz?n y desde el coraz?n,

amar, buscando el bien del contrario,

amar, busc?ndote en el hermano.

Por Ti, Se?or.

?


Publicado por mario.web @ 10:06
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios