Jueves, 26 de agosto de 2010

?? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ? ?????"Escucha, Israel; el Se?or tu Dios es solamente uno. Amar?s al Se?or tu Dios con toda tu mente, con todo tu coraz?n, con todas tus fuerzas. Las palabras que hoy te diga se las repetir?s a tus hijos, estando en casa y yendo de camino, acostado y levantado; las atar?s a tu mano como una se?al, como un recordatorio ante tus ojos; las escribir?s en las jambas de tu casa y en tu puerta" (Dt 6, 4-9).?
?????? La escucha brota del amor. Somos todo ojos y o?dos para quien amamos o nos interesa. Para poder, pues, escuchar a Dios, tendr?amos que aprender a poner nuestra mente y coraz?n en Dios, presente en el aqu? y en el ahora.? En ?l vivimos, nos movemos y existimos" (Hb 17, 28).? Cuando la experiencia de Dios es luminosa, fuerte y transformante se cumple lo que dec?a Job: "Yo te conoc?a s?lo de o?das, mas ahora te han visto mis ojos" (Jb 42, 5).
???????Orar es, simplemente, vivir en esta referencia de todo mi ser a Dios. Desde que me levanto hasta que me acuesto y cuando me acuesto, en todo momento y ocasi?n vivo desde Dios, en Dios y para Dios.??
???? ??? Orar es una de las actividades m?s bellas y profundas que puede hacer el ser humano. A trav?s de la oraci?n? descubrimos a Dios, lo escuchamos y nos abrimos a la Luz, a la Verdad y a la Vida.
??????? La oraci?n es encuentro que supone apertura, receptividad y entrega. Para ello se necesita conciencia del propio ser y del otro. Para mirar a Dios, para descubrirlo es necesario limpiar todo el ser. "El alma de la persona tiene que ser pura, como un espejo brillante. Cuando en el espejo se produce el or?n, no se puede ver el rostro de una persona; de la misma manera, cuando el pecado est? en el hombre, el hombre ya no puede contemplar a Dios. Pero puedes sanar si quieres. Ponte en manos del m?dico, y ?l punzar? los ojos de tu alma y de tu coraz?n. ?Qu? m?dico es ?ste? Dios, que sana y vivifica mediante su Palabra y su sabidur?a", (dec?a san Te?filo, obispo de Antioqu?a).?
??????? San Agust?n es consciente de esta misma realidad cuando dice: "Y ahora, ?aqu? estoy yo! Vuelvo a tu fuente, ardiendo de calor y sin respiraci?n. Nadie ni nada me lo puede prohibir. Yo voy a beber de ella y por ella encontrar mi aut?ntica vida. Mi vida no va a ser yo mismo. He experimentado el mal de m? mismo, yo mismo me he convertido en muerte. Pero ahora ya vivo en ti. Dir?gete a m?, Se?or, y h?blame, y ll?name".
??????? Cristo vive, no est? muerto. Quien lo ha experimentado llega a decir con Pablo: " Ya no vivo yo, sino que es Cristo quien vive en m?" (Ga 2, 20), o "mi vida es Cristo" ( Flp 1, 21). Para que Jesucristo sea nuestra vida, necesitamos mirarlo y contemplarlo, ver sus gestos, su mirada, sus sentimientos y su alma.? Estamos llamados a una verdadera y aut?ntica identificaci? n con Jesucristo.?
??????? "Jes?s, llena mi alma de tu esp?ritu y de tu vida. Penetra todo mi ser y toma posesi?n de ?l, de tal manera que mi vida no sea en adelante sino una irradiaci?n de la tuya.
Qu?date en mi coraz?n con una uni?n tan ?ntima, que quienes tengan contacto conmigo puedan sentir en m? tu presencia, y que al mirarme olviden que yo existo, y no piensen sino en ti.
Qu?date conmigo. As? podr? convertirme en luz para los otros?
??????? D?jame Predicar tu nombre con palabras o sin ellas?Con mi vida, con la fuerza de tu atracci?n, con la fuerza evidente del amor que mi coraz?n siente por ti"? (Cardenal Newman).


C?mo orar
?
??? Un p?rroco norteamericano, cansado de las excusas que sus parroquianos le daban para no asistir a misa, public? en la hoja parroquial unas razones para justificar "no ba?arse":??
??? ??? No me ba?o porque me obligaron a hacerlo de ni?o.?
??? ??? Tuve la costumbre de ba?arme, pero hace tiempo la interrump?.?
???? ??? Ninguno de mis amigos se ba?a.?
???? ??? Yo no puedo malgastar mi tiempo en ba?arme.
???? ??? Volver? a ba?arme de nuevo cuando est? m?s viejo o m?s sucio...
???? ??? Algunos piensan lo mismo de la oraci?n. Sin embargo, los disc?pulos al haber visto a Jes?s orar sintieron deseos de querer hacer lo mismo que ?l, pero no sab?an c?mo. Uno de ellos le hizo esta s?plica: "Se?or, ens??anos a orar" (Lc 11,1).
??????? Jes?s no les dio muchas explicaciones.? "Cuando or?is, decid: Padre (Abb?), santificado sea tu Nombre, venga tu Reino?" (Lc 11, 2). Santa Teresa comprendi? muy bien esta ense?anza y dijo: "Esp?ntame ver que en tan pocas palabras est? toda la contemplaci?n y perfecci?n encerrada que parece no hemos menester otro libro sino estudiar en ?ste" (C 37,1).
??????? Y todo lo que les ense?? de la oraci?n se puede resumir en el padrenuestro.? Simone Weil dice sobre el padrenuestro: "Esta oraci?n posee todas las peticiones posibles. No se puede inventar ninguna oraci?n que no est? incluida en ella. Es imposible que se la rece con toda atenci?n y no se perciba en el alma un cambio, quiz? infinitamente peque?o, pero real".
??? La oraci?n la hacen los orantes. Cada uno aporta un m?todo y un arte de orar. As? oraba un p?rroco y Juanita Ayuso.
???? ??? Un p?rroco recomend? a un feligr?s esta manera de orar: "Cuando te acercas a Dios, hijo m?o, piensa intensamente que est? all? y dile: Se?or, me pongo a vuestra disposici?n". Y comenta: "Aquel d?a aprend? a orar. Y hace ya cuarenta a?os que hago oraci?n cada d?a, poni?ndome a disposici?n del Se?or". Caffarel, que nos da estos datos, a?ade: "Confesad que este relato vale por una conferencia sobre la oraci?n. Por eso, dispensadme de escribiros hoy m?s largamente. Pero tratad de hacer realidad lo que significa: estar a? disposici?n de Dios. Esto quiere decir mucho. Hay que comenzar por renunciar a disponer de s? mismo. Luego hay que desposeerse de s? mismo. Y, por fin, se abandona uno enteramente al Se?or; se expone a su direcci?n, a su poder discrecional; el cuerpo, la mente, el coraz?n, la voluntad, la vida; para que de todo disponga ?l a su antojo". La? disponibilidad y la entrega, ordinariamente, se va conquistando progresivamente.?
???? ??? Juanita Ayuso, universitaria arrollada por un tranv?a en Madrid, escribe en su diario: "Hay que orar con sencillez, hablando corrientemente con un amigo como es Jes?s. Y si no sabes qu? decirle, qu?date mir?ndole. Y si est?s cansada, si?ntate y le dices: Se?or, perd?name; estoy tan cansada?y ya est?. Le dices: Jes?s, me llamo as?; ?no me conoces? Vengo de tal sitio. Es tan f?cil. Lo que nos pasa es que no creemos que Jes?s est? all?, igual que en Galilea, el mismo Jes?s que curaba a los enfermos, que resucitaba a los muertos".
?????? Somos amigos de recetas, de consejos, de lo r?pido y efectivo. El No.0. de la Revista Orar trae estas orientaciones para aprender a orar en 10 minutos.
1.??? Comienza por saber escuchar.? El Cielo emite noche y d?a.
2.??? ?No ores para que Dios realice tus planes, sino para que t? interpretes los planes de Dios.
3.??? Pero no olvides que la fuerza de tu debilidad es la oraci?n.? Cristo dijo: "Pedid y recibir?is".
4.??? El pedir tiene su t?cnica.? Hazlo atento, humilde, confiado, insistente y unido a Cristo.
5.??? ?No sabes qu? decirle a Dios? H?blale de vuestros mutuos intereses.? Muchas veces y a solas.
6.??? ?No conviertas tu oraci?n en un mon?logo, har?as a Dios autor de tus propios pensamientos.
7.??? Cuando ores no seas ni engre?do, ni demasiado humilde.? Con Dios no valen trucos.? S? cual eres.
8.??? ?Y las distracciones involuntarias? Descuida, Dios, y el sol, broncean con s?lo ponerse delante.
9.??? Si alguna vez piensas que cuando hablas a Dios...? ?l no te responde?, lee la Biblia.
10.??? No hables nunca de "ratos de oraci?n"; ten "vida de oraci?n".
??? Una de nuestras oraciones m?s frecuentes debiera ser la de los disc?pulos: "Se?or, ens??anos a orar". Porque la oraci?n es un camino, un aprendizaje diario, un estarse a los pies del Maestro. ?ste fue precisamente el consejo que dej? Teresa: "Pues juntaos cabe este buen Maestro muy determinadas a aprender lo que os ense?a, y su Majestad har? que no dej?is de salir buenas disc?pulas"(C 26,10).


Cuidar al orante
????????????
??????? En cierta ocasi?n, cuenta Carlos G. Vall?s,? dec?a un predicador: "?Sab?is de que voy a hablar?" Y como los fieles ya hab?an sido cogidos en anteriores ocasiones se pusieron de acuerdo para cazarle. La mitad contest? que s?; mientras que la otra mitad dijo que no. El predicador respondi?: "?Magn?fico! Entonces los que s? lo saben que se lo expliquen a los que no lo saben".?
??? El poder orar es una gracia del Esp?ritu. Pero es tambi?n un arte o una tarea que requiere tiempo, esfuerzo, paciencia, perseverancia y aprendizaje. Para ense?ar a orar? se necesita, ciencia, experiencia y saber comunicar lo que se pretende. Cualquier m?todo es bueno, siempre que se respete la libertad y? el modo de ser de cada uno y se d? cauce libre a la espontaneidad. Las diversas escuelas de espiritualidad tienen sus propios m?todos. Es importante un m?todo, sobre todo en los comienzos. Hay que conocer a Dios y cu?l es su voluntad, pero hay que conocer, sobre todo, al orante.
??? F. Ruiz habla de cuidar al orante y determinarse a orar. Cuidar al orante es la primera norma que vale para el sujeto mismo y para el maestro. Descubrir y fomentar la gracia y sensibilidad existentes en la persona, c?mo y por d?nde Dios se le comunica. Intervienen factores de orden natural: entendimiento, imaginaci?n, afecto, gestos y palabras, comunidad. De la gracia orante arranca todo. Toda oraci?n es personal.
??? Ponerse en claro desde el principio sobre lo que uno pretende. Se puede optar, consciente o inconscientemente, por diferentes posibilidades: 1) hacer oraci?n" diariamente seg?n las normas; 2) llevar una "vida de oraci?n", fiel y ordenada, con las exigencias y disposiciones que esto comporta; 3) "ser orante" con todo el ser abierto y entregado a Dios, con la vida entera iluminada por su presencia y acci?n santificadora y evangelizadora.
??? Hechos y determinaci?n: es el mejor medio para empezar y continuar. Para aprender oraci?n, lo mejor es orar, y orar mucho. Hay que orar a tiempo y a deshora, con la ayuda de alg?n m?todo y, sobre todo, con la de un gran maestro.? En los ?ltimos a?os se repite la pregunta y la queja: ?d?nde est?n los maestros de oraci?n? Hay quien los busca en el Oriente.
??? Presupuestos pedag?gicos de la oraci?n. A los criterios de actuaci?n los llama S. Gamarra presupuestos pedag?gicos. Presento en s?ntesis algunos de ellos:?
-??? Un conocimiento progresivo y renovado de lo que es la oraci?n cristiana. Es el presupuesto para el sujeto orante, que va descubriendo la oraci?n gradualmente y no debe situarse en "su" oraci?n. Preguntarse a lo largo del proceso de la vida cristiana qu? es orar resulta muy provechoso.
-??? La adaptabilidad de la oraci?n. No se duda de la adaptabilidad cuando es la persona la que ora, y ora como es. La adaptaci?n de la oraci?n es del todo necesaria, pero evitando los reduccionismos o la parcialidad de su planteamiento.
???? Es una buena norma de acompa?amiento: no forzar los pasos en la oraci?n, pero tampoco retardarlos. La atenci?n al Esp?ritu es absolutamente necesaria.
???? La diversidad de los orantes. Resulta impensable plantear la oraci?n sin considerar a cada uno de los orantes en el contexto real de sus vidas.
???? El sujeto de oraci?n. Para tratar de la oraci?n es imprescindible partir del sujeto que ora, como lo confirma este principio hecho de experiencia. Si hay orante tendremos oraciones buenas.?
???? Hay sujeto de oraci?n en la medida en que d? cabida al Esp?ritu y se convierta la persona.
???? La capacidad de descentralizaci? n superando el narcisismo.
??? Orar y ense?ar a orar es una gracia del Esp?ritu, pero tambi?n es tarea de cada d?a.


Publicado por mario.web @ 21:24
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios