Lunes, 30 de agosto de 2010

Moses Mendelssohn, abuelo del conocido compositor aleman, distaba de ser guapo. Ademas de una estatura algo baja, tenia una grotesca joroba.
Un d?a visito a un mercader de Hamburgo que tenia una hermosa hija llamada Frumtje.
Moses se enamoro perdidamente de ella, pero ella le repelia su apariencia deforme. Cuando llego el momento de despedirse, Moses hizo acopio de su valor y subio las escaleras hasta donde estaba el cuarto de aquella hermosa joven, para tener la ultima oportunidad de hablar con ella.
Era tan hermosa,
Pero a Moses le entristecia profundamente su negativa a mirarlo.
Despu?s de varios intentos de conversar con ella, le pregunto timidamente:
?Crees que los matrimonios se crean en el cielo?
- si- respondi? ella, todav?a mirando al suelo.
- y tu ?...
- si, lo creo - contesto -. veras.
En el cielo, cada vez que un nino nace, el Senor anuncia con que nina se va a casar. Cuando yo naci, me fue senalada mi futura esposa.
Entonces el Se?or a?adi?: "pero tu esposa sera jorobada".
Justo en ese momento exclame:
"oh, Senor, una mujer jorobada seria una tragedia, dame a mi la joroba y permite que ella sea hermosa"..
Entonces Frumtje levanto la mirada para contemplar los ojos de Moses y un hondo recuerdo la conmovio. Alargo su mano y se la di? a Moses, tiempo despu?s, ella se convirti? en su esposa.
Es necesario, reflexionar un poco en todo esto.
Muchas veces, los prejuicios que tenemos al estar o convivir con personas distintas a nosotros, nos impiden entender y vivir el amor.
Hoy, haz la diferencia y veras.


Publicado por mario.web @ 9:59
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios