Lunes, 30 de agosto de 2010

Las circunstancias y condiciones?
imperantes no son siempre un factor?
ni un elemento decisivo al buscar?
la voluntad de Dios.?
Pero a veces s? son un indicio.?


?Muchas veces es as? como Dios?
nos lleva a hacer ciertas cosas:?
cierra unas puertas y abre otras!?
Por lo tanto, es prudente preguntarse:?
?En qu? direcci?n parece Dios moverse??
?D?nde se abren oportunidades para servirle??
?En qu? sentido parece Dios suministrarnos?
las facilidades y los medios??
Si Dios se?ala un camino,?
da los medios para llegar a destino.?
?Y cuando abre ciertas puertas,?
es porque se?ala en esa direcci?n!?
?l no abre puertas por las que no quiere?
que entres. Dios crea determinadas situaciones?
especiales que son oportunidades de oro.?


?No defraudes a Dios dejando escapar?
esas oportunidades que ?l te da,?
esas puertas que ?l te abre!?
?En tanto Dios te bendiga, haga que lleves?
fruto y que seas una bendici?n para los dem?s,?
sigue adelante! ?Entra por esas puertas?
y aprovecha las oportunidades de oro!?
?Se?or, gu?anos y cond?cenos?
seg?n lo que T? sepas que es mejor!?
?Sabemos que si seguimos Tus indicaciones?
y hacemos Tu voluntad, Se?or,?
T? abrir?s las puertas, nos ayudar?s?

y todo saldr? como T? quieras!


Publicado por mario.web @ 10:07
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios