Lunes, 30 de agosto de 2010

Mar?a, tu luz pura,

reflejo de la gloria,

brill? entre mi penumbra,

ilumin? las sombras,

esclareci? mis dudas,

glorific? la aurora.

Eres mi faro y gu?a,

mi asidero, mi roca,

madre eterna y amiga

que mi olvido perdona,

tu mano en mis espinas

es caricia de alondra.?

Ya no tengo temor,

siempre est?s a mi lado,

eres mi convicci?n,

me abrigas con tu manto,

y me acercas al sol

del amor del Amado.

No siento soledad,

ni dolor, ni cansancio,

una emoci?n vital

ha llenado mi espacio,

he nacido a la paz

de tu humano Sagrario.?

Como reina y maestra

me obsequias con tu gracia,

revelas tu presencia,

me ense?as la palabra

que me abrir? la puerta

de la ?ltima morada.

Me llevas a tu Hijo

por caminos del alma,

me nombras fiel testigo

de la divina alianza

que nos ha transmitido

su voz en la monta?a.?

Tomo el pan que me ofrece

en celestial cen?culo

y bebo de la fuente

de su hendido costado.

Estoy feliz y alegre,

por ti ?l es mi hermano.

?Me siento tan dichosa

en tus amantes brazos!.

?Mi esperanza reto?a!.

?Te agradezco el milagro!.

?Son mis d?as, mis horas,

cuentas de tu Rosario!.



Publicado por mario.web @ 10:27
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios