Lunes, 30 de agosto de 2010

Una anciana de 78 a?os, elegantemente vestida, bien perfumada, perfectamente maquillada y con su cabello arreglado a la moda como acostumbraba estarlo cada d?a, se dirig?a, acompa?ada de un caballero, hacia un asilo que seria en lo adelante su hogar. Su esposo hab?a fallecido recientemente, lo que motivaba esta mudanza..

Despu?s de muchas horas de esperar pacientemente en el recibidor del asilo, sonri? dulcemente, cuando se le dijo que su cuarto estaba listo.

Mientras se desplazaba con su andadera hacia el elevador, le dictaron una descripci?n detallada de su peque?o cuarto, incluyendo las cortinas que colgaban de su ventana.

"Me encanta", afirmo, con el entusiasmo de un ni?o de 8 anos al que le acaban de entregar una nueva mascota.

"Sra. Jones, no ha visto el cuarto, espere". "Eso no importa", respondi?.

"La felicidad es algo que decides con el tiempo. Si me gusta o no mi cuarto, no depende de como est?n arreglados los muebles, depende de como arregle mi mente.

Ya decid? que me gusta. Es una decisi?n que hago cada ma?ana, cuando me levanto. Tengo la elecci?n; puedo pasar el d?a en la cama, repasando la dificultad que tengo con las partes de mi cuerpo que no funcionan, o salir de la cama y estar agradecida por las partes que si funcionan.

Cada d?a es un regalo, y mientras se abran mis ojos, me enfocare en el nuevo d?a y los recuerdos felices que he almacenado solo por esta vez en mi vida."

Autor: Desconocido


Publicado por mario.web @ 21:43
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios