Jueves, 02 de septiembre de 2010

Un muchacho de 17 a?os de edad ten?a un c?ncer incurable y en cualquier momento iba a fallecer.?
Siempre viv?a en su casa, bajo el cuidado de su madre. A veces se enfadaba de estar siempre dentro de su casa y un d?a decidi? salir a pasear. Le pidi? permiso a su madre y ella acept?.
Caminando por el vecindario vio muchas tiendas. Al pasar por una de m?sica y al ver el aparador, not? algo que lo hizo olvidarse de que el mundo exist?a, era una muchacha de su edad muy hermosa. Al verla le parec?a un ?ngel bajado del cielo.
Abri? la puerta y entro sin mirar nada que no fuera ella.?
Acerc?ndose poco a poco llego al mostrador donde se encontraba ella. La chica lo mir? y le dijo sonriente "?Te puedo ayudar en algo?"
El Chico pensaba que era la sonrisa mas hermosa que hab?a visto en toda su vida, y sinti? el deseo de abrazarla, de declar?rsele en ese mismo instante.
Tartamudeando le dijo: "Si, eeehhh, uuhhh, me gustar?a comprar un C.D.". Y sin pensar tom? el primero que vio y le dio el dinero. La chica le entreg? el disco con una amigable sonrisa.
El joven enamorado no dej? de pensar en ella durante toda la tarde.?
Ni siquiera escuch? el disco, ya que el no ten?a mas que una grabadora de cassette. Al siguiente d?a quiso volver a verla y fue a la tienda.?
Al estar frente a esa hermosa sonrisa no supo que decir y volvi? a pedir un C.D.
* "?Quieres que te lo envuelva?", - pregunt? la ni?a sonriendo de nuevo.
El respondi? que si, moviendo la cabeza, pues ante ella se quedaba mudo. La muchacha fue al almac?n para volver con el paquete envuelto y entreg?rselo.
El lo tom? y sali? de la tienda. Se fue a su casa sintiendo que caminaba entre las nubes. Ni siquiera desenvolvi? el disco. Lo meti? en su closet y se puso a mirar su jard?n y pensar en la hermosa flor que estaba en la tienda.
En adelante visitaba la tienda todos los d?as para comprar un C.D. Ella siempre se los envolv?a, y el se los llevabas a su casa y los met?a a su closet.
El era muy t?mido para invitarla a salir y, aunque trataba no pod?a. Su mam? se enter? de esto e intento animarlo a que se aventara, as? que el siguiente d?a se arm? de coraje y se dirigi? a la tienda. Y como todos los d?as compr? otra vez un C.D. y como siempre ella se fue atr?s para envolverlo. El tom? el C.D. y mientras ella no estaba viendo, r?pidamente dejo una nota en el mostrador y sali? corriendo de la tienda. La nota era una declaraci?n. Durante varios d?as chico no se atrevi? a llegar a la tienda para recibir la respuesta, a unos metros de la tienda regresaba a su casa.
Su madre volvi? a animarlo y luego de dos semanas por fin lleg? a la tienda pero no vio a la chica hermosa. Al preguntar por ella se enter? con tristeza que se hab?a ido a otra ciudad a estudiar y?
Ya no trabajaba ah?. Mucho lament? no haber ido antes por la respuesta y muy triste guard? los discos en un lugar donde no los viera tanto con la esperanza de no pensar mas en la muchacha.
En el verano el chico fue a la tienda con la esperanza de que por las vacaciones la chicha hubiera regresado y pudiera encontrarla pero al no encontrarla, regres? a su casa desilusionado. Al siguiente verano volvi? a ir para no encontrarla de nuevo.
Para el joven no hubo verano siguiente. A la edad de 20 a?os el chico falleci? de c?ncer. Un d?a su madre, entr? en el cuarto de su difunto hijo para arreglarlo, as? que abri? su closet. Para su sorpresa se top? con montones de C.D'S envueltos. Ninguno estaba abierto. Llena de curiosidad, tom? algunos y se sent? sobre la cama para verlos, al desenvolver el primero encontr? una nota que su hijo nunca ley? y dec?a:?
?!Hola!, veo que te gusta la m?sica tanto como a m?. Me invitan a una fiesta el viernes y no tengo con quien ir. ?Te gustar?a ir conmigo? Sof?a."?
De tanta emoci?n la madre abri? otro y otro para descubrir que eran saludos de la chica. Uno de los ?ltimos dec?a: "Hola, me siento triste de que nunca haces caso a mis notas pero me devuelves la alegr?a al volver diariamente. La semana que viene salgo fuera de la ciudad a estudiar y ya no voy a trabajar aqu?, pero vendr? casi todos los fines de semana y si mi cliente favorito quiere que lo siga atendiendo podr? visitarme en mi casa. Sof?a". Al final ven?a un n?mero telef?nico, una direcci?n y un peque?o mapa.?

No esperes demasiado para demostrar tu amor a ese alguien especial, d?selo hoy, ma?ana puede ser muy tarde. No solamente a tu pareja sino de todos tus pr?ximos: tus padres, hermanos, amigos, hijos, etc.
Demuestra tu amor a los dem?s ahora que puedes hacerlo, que est?n presentes, que f?sicamente es posible. Recuerda que ma?ana: si no los aparta la vida, lo har?...la muerte.?


Publicado por mario.web @ 13:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios