Mi?rcoles, 22 de septiembre de 2010

El reverendo Charlfant cuenta de una pareja que estaban celebrando las bodas de oro de su matrimonio. Como los ancianos tienen por costumbre, el anciano caballero respondi? con un relato.

Su esposa Sara, fue la ?nica chica con quien sali? alguna vez. ?l hab?a crecido en un orfanato y trabaj? duro por todo lo que ten?a. Nunca hab?a tenido tiempo para salir hasta que Sara lo levant? en peso. Antes de que se diera cuenta, ella se las hab?a arreglado para hacer que ?l le pidiera que se casara con ?l.

Despu?s que hab?an pronunciado sus votos el d?a de su boda, el padre de Sara se llev? a un lado al reci?n estrenado esposo y le entreg? un regalito, dici?ndole: -Dentro de este paquetito est? todo lo que en realidad necesitas saber para tener un matrimonio feliz.

El nervioso joven abri? con torpeza el papel y la cinta hasta que tuvo el paquete desenvuelto.

Dentro de la caja hab?a un gran reloj de oro. Con gran cuidado lo tom? en la mano. Al examinralo de cerca, vio grabado a trav?s de la esfera del reloj un prudente recordatorio que tendr?a que ver cada vez que mirara la hora; palabras que si se obedec?an, conten?an el secreto para el ?xito de un matrimonio: "Dile algo agradable a Sara."

Morris Chalfant
Proverbios 18:22
El que halla esposa halla el bien, y alcanza la benevolencia del Se?or.


Publicado por mario.web @ 13:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios