Domingo, 24 de octubre de 2010

La verdadera reconciliaci?n pasa por encima de los malentendidos, el rencor y el propio ego?smo.

No hace mucho tiempo, dos hermanos que viv?an en granjas adyacentes cayeron en un conflicto, era el primero de seriedad que ten?an en 40 a?os de cultivar juntos hombro a hombro, compartiendo maquinaria e intercambiando cosechas y bienes en forma continua.

Esta larga y beneficiosa colaboraci?n termino repentinamente. Comenz? con un peque?o malentendido y fue creciendo entre ellos hasta que explot? en un intercambio de palabras amargas seguido de semanas de silencio.

Una ma?ana alguien llam? a la puerta de Luis. Al abrir la puerta encontr? a un hombre con herramientas de carpintero. "Estoy buscando trabajo por unos d?as", dijo el extra?o, "quiz?s usted requiera algunas peque?as reparaciones aqu? en su granja y yo pueda ser de ayuda en eso". "S?", dijo el mayor de los hermanos, "Tengo un trabajo para usted. Mire, al otro lado del arroyo en aquella granja vive mi vecino, bueno, de hecho es mi hermano menor. La semana pasada hab?a una hermosa pradera entre nosotros y el tom? su buld?zer y desvi? el cauce del arroyo para que quedara entre nosotros. Bueno, el pudo haber hecho esto para enfurecerme, pero le voy a hacer una mejor. ?Ve usted aquella pila de desechos de madera junto al granero? Quiero que construya una cerca, una cerca de dos metros de alto, no quiero verlo nunca m?s."

El carpintero le dijo: "Creo que comprendo la situaci?n. Mu?streme donde est?n los clavos y la pala para hacer los hoyos de los postes y le entregar? un trabajo que lo dejar? satisfecho."

El hermano mayor le ayud? al carpintero a reunir todos los materiales y dej? la granja por el resto del d?a para ir por provisiones al pueblo. El carpintero trabajo duro todo el d?a midiendo, cortando, clavando. Cerca del ocaso, cuando el granjero regres?, el carpintero justo hab?a terminado su trabajo.

El granjero qued? con los ojos completamente abiertos, su quijada cay?. ?No hab?a ninguna cerca de dos metros! En su lugar hab?a un puente -?un puente que un?a las dos granjas a trav?s del arroyo!- Era una fina pieza de arte, con todo y pasamanos.
En ese momento, su vecino, su hermano menor, vino desde su granja y abrazando a su hermano le dijo: "?Eres un gran tipo, mira que construir este hermoso puente despu?s de lo que he hecho y dicho!".

Estaban en su reconciliaci?n los dos hermanos, cuando vieron que el carpintero tomaba sus herramientas. "?No, espera!", le dijo el hermano mayor. "Quedate unos cuantos d?as. Tengo muchos proyectos para ti". "Me gustar?a quedarme", dijo el carpintero, "pero tengo muchos puentes por construir?.


Publicado por mario.web @ 7:29
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Domingo, 31 de octubre de 2010 | 10:38

Lindo blog y las reflexiones, el mío http://reinamaria2010.blogspot.com. Saludos