Domingo, 24 de octubre de 2010

Escucha Mi querida estrella, ?qu? es un peque?o rayo de luz en la mente del hombre? Es una part?cula de Divinidad, incluso el ?ltimo hombre y el m?s abyecto, recibe de M? innumerables rayos de luz, porque Yo los asisto siempre y siempre Me difundo, no obstante las tinieblas que Me oponen. S?, procedo as? con el m?s abyecto, ?qu? deber? decirse del relampaguear de Mi Divinidad en las almas elegidas? Yo las asisto. En Mi obra tengo puesta la vista, principalmente en el grado de amor que quiero participar, tanto que cada cual no puede comprender c?mo iluminando pongo calor y, entre fuego y luz, enlazo mente y coraz?n casi en el mismo instante.

As? pues, luz a los malos, luz a los buenos. A todos seg?n Mi infinita bondad. ?Qu? logro con esto? Desprecio de una parte, indiferencia de otra. A los reacios aumento la luz atray?ndolos a M?. A los fieles, por eso, todas Mis efusiones como en compensaci?n de los indiferentes y los incr?dulos.

Llegar? un tiempo en el cual las tinieblas reinar?n en el mundo como vor?gine, porque el grupo de Mis verdaderos fieles es peque?o. Mi obra no fallar? ni siquiera entonces porque, m?s bien, a causa de las mayores tinieblas, difundir? m?s luz y feliz el que creyere.

He llorado sobre Jerusal?n que no conoci? la hora de Mi visita. Ahora llorar?s t? por M?. ?Cu?ntas l?grimas y suspiros He derramado por Mi pueblo! ?Me amas t?? Pues bien, tambi?n t? suspirar?s y llorar?s por aquellos que Me rechazan.

Jesus



Publicado por mario.web @ 23:59
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios