Lunes, 25 de octubre de 2010

2. Una tarea imprescindible: la formaci?n adecuada para una pastoral cristiana en el

mundo del trabajo

?

La pastoral obrera va m?s all? del horario laboral o de unas actividades espec?ficas. Alcanza toda la vida de la persona del trabajador, es una forma de vivir en cristiano, por ello se necesita una verdadera y adecuada catequesis de adultos. Por otra parte, creo que en esta l?nea est? trabajando pastoral obrera.

?

Por ello, el CLIM nos dice, "es preciso sensibilizar a los cristianos, sacerdotes, religiosos y laicos, sobre la importancia de la formaci?n para reconocer m?s plenamente y asumir m?s conscientemente sus responsabilidades como laicos militantes en la vida y misi?n de la Iglesia; sobre la urgencia especialmente grave en nuestro tiempo, de superar la ruptura entre la fe y vida, entre Evangelio y cultura, y, en fin, sobre la necesidad de animar a todos a emprender, si no lo est?n haciendo ya, un proceso de formaci?n integral, espiritual, doctrinal y apost?lica, a fin de ser y vivir lo que confiesan y celebran, y anunciar lo que viven y esperan"(72).

?

Esta formaci?n no estar? dirigida solamente a llenar un vac?o de conocimiento. Lo que ha de pretender es una formaci?n abierta a otras dimensiones educativas, dirigida al discernimiento, a la maduraci?n de una vocaci?n laical de seguimiento de Jes?s y al ejercicio de una misi?n apost?lica en la sociedad y en la comunidad cristiana.

?

Por ello, nuestro marco formativo deber? ser un medio eficaz para profundizar en el encuentro con Cristo y con nuestros hermanos los hombres en la realidad temporal y social en la que estamos inmersos. Nuestro yo ser? el yo de Cristo que debe ayudarnos a crecer en una fe vivida en medio de nuestra realidad social.

?

El itinerario de formaci?n cristiana para adultos, recientemente presentado bajo el impulso de la Acci?n Cat?lica Espa?ola, nos dice que la fe y la identidad cristiana dependen de seis verbos: conocer, celebrar, vivir, orar, compartir y anunciar. Del crecimiento de estas seis dimensiones de nuestra fe depender? una vida cristiana integral y equilibrada. Si completamos los verbos indicados encontraremos que es necesario conocer el contenido de la fe cristiana, para celebrarla en la liturgia cuyo centro es la Eucarist?a, viviendo la fe en plenitud en todos los ?mbitos y momentos de la vida.

?

Para todo ello, es necesario orar personalmente con asiduidad, compartiendo la fe con la comunidad, para anunciar valientemente la fe en medio del mundo.

?

A la formaci?n permanente se ha de acceder desde todos los niveles formativos. Como nos recuerda el CLIM "La formaci?n implica un dinamismo, una actividad, una metodolog?a y una preocupaci?n que abarcan toda la vida y que estimulan la autoformaci?n basada en la responsabilidad personal".

?

"En concreto, es absolutamente indispensable -cobre todo para los fieles laicos comprometidos de diversos modos en el campo social y pol?tico- un conocimiento m?s exacto de la doctrina social de la Iglesia" (CL 60). Esa formaci?n estar? especialmente orientada a la evangelizaci? n en el ?mbito laboral.

?

Se distinguen dos niveles en la formaci?n del cristiano laico. El primero es el de capacitarlos para su presencia y defensa del bien com?n en los ?mbitos laborales, culturales y sociales. El segundo nivel se refiere a la formaci?n de la conciencia pol?tica (Cf. Compendio de la doctrina social de la Iglesia 531).


Publicado por mario.web @ 12:41
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios