Lunes, 25 de octubre de 2010

Evangelio:?Lc 12,54-59
En aquel tiempo, Jes?s dijo a la multitud: ?Cuando ustedes ven que una nube se va levantando por el poniente, enseguida dicen que va a llover, y en efecto, llueve. Cuando el viento sopla del sur, dicen que har? calor, y as? sucede. ?Hip?critas! Si saben interpretar el aspecto que tienen el cielo y la tierra, ?por qu? no interpretan entonces los signos del tiempo presente? ?Por qu?, pues, no juzgan por ustedes mismos lo que les conviene hacer ahora? Cuando vayas con tu adversario a presentarte ante la autoridad, haz todo lo posible por llegar a un acuerdo con ?l en el camino, para que no te lleve ante el juez, el juez te entregue a la polic?a, y la polic?a te meta en la c?rcel. Yo te aseguro que no saldr?s de ah? hasta que pagues el ?ltimo centavo?.

Oraci?n introductoria:
Se?or, aumenta mi esperanza de tal manera que aspire al Reino de los cielos y a la vida eterna como mi felicidad, haz que ponga mi confianza en tus promesas, apoy?ndome no en mis fuerzas sino en los auxilios de la gracia.

Petici?n:
Se?or, conc?deme ser un cristiano fiel y aut?ntico, porque el mundo necesita el ejemplo de cristianos coherentes con su fe.


Meditaci?n:
??Acaso no deseamos todos que un d?a se haga justicia a todos los condenados injustamente, a cuantos han sufrido a lo largo de la vida y han muerto despu?s de una vida llena de dolor? ?Acaso no queremos todos que el exceso de injusticia y sufrimiento, que vemos en la historia, al final desaparezca; que todos en definitiva puedan gozar, que todo cobre sentido? Este triunfo de la justicia, esta uni?n de tantos fragmentos de historia que parecen carecer de sentido, integr?ndose en un todo en el que dominen la verdad y el amor, es lo que se entiende con el concepto de Juicio del mundo. La fe no quiere infundirnos miedo; pero quiere llamarnos a la responsabilidad. No debemos desperdiciar nuestra vida, ni abusar de ella; tampoco debemos conservarla s?lo para nosotros mismos. Ante la injusticia no debemos permanecer indiferentes, siendo conniventes o incluso c?mplices. Debemos percibir nuestra misi?n en la historia y tratar de corresponder a ella. No se trata de miedo, sino de responsabilidad; se necesita responsabilidad y preocupaci?n por nuestra salvaci?n y por la salvaci?n de todo el mundo. Cada uno debe contribuir a esto? (Benedicto XVI, 12 de septiembre de 2006).

Reflexi?n apost?lica:
Una manera pr?ctica de vivir la autenticidad y la verdad de nuestro ser como cristianos y miembros del Regnum Christi es amar la voluntad de Dios por encima de todo. Corresponder al amor de Dios es hacer todo aquello que le agrada y rechazar todo lo que le ofende. S?lo el hombre que se afianza y se adhiere firmemente a la voluntad de Dios es el santo y ap?stol.

Prop?sito:
Comprometerme de modo permanente en alg?n apostolado concreto en la Iglesia.

Di?logo con Cristo:
Se?or, tu voluntad se manifiesta en los mandamientos, en la ley natural, en mis obligaciones de estado, en la voz de mi conciencia, en las circunstancias de la vida. Ay?dame a cumplirla porque esa es la manera m?s sincera de amarte.

?Con la mirada fija en Jes?s y en las almas que alcanzar?n su salvaci?n por su santidad, caminen sin volver jam?s la vista atr?s? (Cristo al centro, n. 793).

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 14:51
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios