Martes, 16 de noviembre de 2010

Evangelio?Lc 17, 11-19

En aquel tiempo, cuando Jes?s iba de camino a Jerusal?n, pas? entre Samaria y Galilea. Estaba cerca de un pueblo, cuando le salieron al encuentro diez leprosos, los cuales se detuvieron a lo lejos y a gritos le dec?an: ??Jes?s, maestro, ten compasi?n de nosotros!?



Al verlos, Jes?s les dijo: ?Vayan a presentarse a los sacerdotes?. Mientras iban de camino, quedaron limpios de la lepra.



Uno de ellos, al ver que estaba curado, regres?, alabando a Dios en voz alta, se postr? a los pies de Jes?s y le dio las gracias. Ese era un samaritano. Entonces dijo Jes?s: ??No eran diez los que quedaron limpios? ?D?nde est?n los otros nueve? ?No ha habido nadie, fuera de este extranjero, que volviera para dar gloria a Dios?? Despu?s le dijo al samaritano: ?Lev?ntate y vete. Tu fe te ha salvado?.?

?

Oraci?n introductoria?

Se?or, T? no quieres largas oraciones ni discursos bonitos, T? miras el coraz?n y esperas de nosotros toda nuestra adoraci?n, obediencia y amor. Ay?dame a orar con humildad, con fe y sinceridad de vida.

?

Petici?n?

Se?or, ens??ame a obedecer y a vivir con amor tus Mandamientos.?

?

Meditaci?n

?Seg?n la antigua ley jud?a (Cf.?Lev?13-14), la lepra no era considerada s?lo como una enfermedad, sino como la forma m?s grave de ?impuridad?. Les correspond?a a los sacerdotes diagnosticarla y declarar inmundo al enfermo, quien ten?a que ser alejado de la comunidad y quedarse fuera de los poblados, hasta que tuviera lugar una eventual y certificada curaci?n. Por este motivo, la lepra constitu?a una especie de muerte religiosa y civil, y su curaci?n una especie de resurrecci?n. En la lepra es posible entrever el s?mbolo del pecado, que es la verdadera impureza del coraz?n, capaz de alejarnos de Dios. La enfermedad f?sica de la lepra no nos separa de ?l, como preve?an las antiguas normas, sino la culpa, el mal espiritual y moral (?).

?

Este milagro reviste, por tanto, un intenso significado simb?lico (?). En el Sacramento de la Penitencia Cristo crucificado y resucitado, a trav?s de sus ministros, nos purifica con su misericordia infinita, nos restituye la comuni?n con el Padre celestial y, con los hermanos, nos ofrece el don de su amor, de su alegr?a y de su paz? (Benedicto XVI, 15 de febrero de 2009).

?

Reflexi?n apost?lica

Nuestro apostolado en el?Regnum Christi?debe ir respaldado por virtudes s?lidas, especialmente por la obediencia, la caridad, la humildad, la abnegaci?n, la mortificaci?n, la paciencia y la fortaleza. S?lo el ap?stol virtuoso es aut?ntico y est? en el campo de batalla por el Reino de Cristo, no como quien hace un papel, sino como quien se identifica plenamente con la obra que realiza.

?

Prop?sito?

Hacer un examen de conciencia todos los d?as al terminar mi jornada y formular un prop?sito firme de enmienda.

?

Di?logo con Cristo?

Se?or, lo que m?s te agrada es la obediencia interna, motivada por la fe y el amor. Ay?dame a ser obediente como T? lo fuiste, con esa obediencia activa, alegre, pronta y heroica a tus mandamientos y a las inspiraciones del Esp?ritu Santo.

?

?Vive con profundidad el encuentro con Cristo en?

los sacramentos de la Penitencia y la Eucarist?a.?

(Cristo al centro,?n. 851)

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 9:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios