Martes, 16 de noviembre de 2010

Evangelio?Lc 21, 5-19

En aquel tiempo, como algunos ponderaban la solidez de la construcci?n del templo y la belleza de las ofrendas votivas que lo adornaban, Jes?s dijo: ?D?as vendr?n en que no quedar? piedra sobre piedra de todo esto que est?n admirando; todo ser? destruido?.


Entonces le preguntaron: ?Maestro, ?cu?ndo va a ocurrir esto y cu?l ser? la se?al de que ya est? a punto de suceder?? ?l les respondi?: ?Cu?dense de que nadie los enga?e, porque muchos vendr?n usurpando mi nombre y dir?n: ?Yo soy el Mes?as. El tiempo ha llegado?. Pero no les hagan caso. Cuando oigan hablar de guerras y revoluciones, que no los domine el p?nico, porque eso tiene que acontecer, pero todav?a no es el fin?.


Luego les dijo: ?Se levantar? una naci?n contra otra y un reino contra otro. En diferentes lugares habr? grandes terremotos, epidemias y hambre, y aparecer?n en el cielo se?ales prodigiosas y terribles.


Pero antes de todo esto los perseguir?n a ustedes y los apresar?n; los llevar?n a los tribunales y a la c?rcel, y los har?n comparecer ante reyes y gobernadores, por causa m?a. Con esto dar?n testimonio de m?.


Gr?bense bien que no tienen que preparar de antemano su defensa, porque yo les dar? palabras sabias, a las que no podr? resistir ni contradecir ning?n adversario de ustedes.


Los traicionar?n hasta sus propios padres, hermanos, parientes y amigos. Matar?n a algunos de ustedes y todos los odiar?n por causa m?a. Sin embargo, no caer? ning?n cabello de la cabeza de ustedes. Si se mantienen firmes, conseguir?n la vida?.?

Oraci?n introductoria

Se?or, creo firmemente en tu existencia y en tu amor de Padre. Creo que me amas y me acompa?as en todo momento. Mi vida te es conocida. Sabes cu?les son los problemas y las circunstancias por las que atravieso en este momento. Se?or, lo pongo todo en tus manos. Conc?deme hacer verdadera oraci?n y salir de esta meditaci?n m?s unido a tu voluntad.

Petici?n

Dios m?o, conc?deme vivir, crecer y perseverar en mi fe cat?lica, hasta el fin.

Meditaci?n

?Me parece que para nosotros hoy, en nuestra vida, en nuestro mundo, es dif?cil rezar sinceramente para que perezca este mundo, para que venga la nueva Jerusal?n, para que venga el juicio ?ltimo y el juez, Cristo. Creo que si no nos atrevemos a rezar sinceramente as? por muchos motivos, sin embargo de una forma justa y correcta podemos tambi?n decir con los primeros cristianos: "?Ven, Se?or Jes?s!". Ciertamente, no queremos que venga ahora el fin del mundo. Pero, por otra parte, queremos que termine este mundo injusto. Tambi?n nosotros queremos que el mundo sea profundamente cambiado, que comience la civilizaci?n del amor, que llegue un mundo de justicia y de paz, sin violencia, sin hambre. Queremos todo esto: ?y c?mo podr?a suceder sin la presencia de Cristo? Sin la presencia de Cristo nunca llegar? realmente un mundo justo y renovado. Y aunque de otra manera, totalmente y en profundidad, podemos y debemos decir tambi?n nosotros, con gran urgencia y en las circunstancias de nuestro tiempo: ?Ven, Se?or! Ven a tu mundo, en la forma que tu sabes? (Benedicto XVI, 12 noviembre 2008).

Reflexi?n apost?lica

En el momento presente es urgente que cada uno de nosotros sea un verdadero ap?stol y misionero en su propio entorno y medio ambiente. El mundo necesita de verdaderos hombres y mujeres que con su vida transformen la sociedad. Seamos ap?stoles con una vida aut?nticamente cristiana en todo. Si somos lo que tenemos que ser como miembros del Movimiento?Regnum Christi?prenderemos fuego al mundo.

Prop?sito

Hacer presente a Cristo en el mundo practicando la caridad de obras y de palabras con los dem?s.

Di?logo con Cristo

?Ven, Jes?s! Ven a mi vida, ll?nala de tu amor, de tu perd?n, de tu paciencia, de tu misericordia. Sana mi coraz?n de todo aquello que me aparta de Ti. Hazme hacer las paces y vivir en comuni?n de caridad con todas las personas que me rodean. ?Ven a mi vida y transf?rmala!

?La predicaci?n y extensi?n del Reino de Cristo constituye el ideal que inspira, estimula, dirige y conforma a todos los miembros, a todas las obras?

y a todas las actividades del Movimiento.?

(Cristo al centro,?n. 1857)

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 9:54
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios