Martes, 16 de noviembre de 2010

EvangelioLc 19, 1-10

En aquel tiempo, Jes?s entr? en Jeric?, y al ir atravesando la ciudad, sucedi? que un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de conocer a Jes?s, pero la gente se lo imped?a, porque Zaqueo era de baja estatura. Entonces corri? y se subi? a un ?rbol para verlo cuando pasara por ah?. Al llegar a ese lugar, Jes?s levant? los ojos y le dijo: ?Zaqueo, b?jate pronto, porque hoy tengo que hospedarme en tu casa?.


?l baj? enseguida y lo recibi? muy contento. Al ver esto, comenzaron todos a murmurar diciendo: ?Ha entrado a hospedarse en casa de un pecador?.


Zaqueo, poni?ndose de pie, dijo a Jes?s: ?Mira, Se?or, voy a dar a los pobres la mitad de mis bienes, y si he defraudado a alguien, le restituir? cuatro veces m?s?. Jes?s le dijo: ?Hoy ha llegado la salvaci?n a esta casa, porque tambi?n ?l es hijo de Abraham, y el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que se hab?a perdido?.?

Oraci?n introductoria

Jes?s, yo como Zaqueo quiero conocerte mejor, pero hay muchas cosas que me lo impiden y me distraen. Hoy vengo a esta oraci?n dispuesto a encontrarme contigo. M?rame Se?or, con ese amor con que miraste a Zaqueo, ven a hospedarte en mi alma, prometo no dejarte ir nunca m?s.

Petici?n

Se?or, haz que venga hoy tu salvaci?n a mi alma.

Meditaci?n

?Dios se manifiesta de diversas formas tambi?n en la vida de cada uno de nosotros. Pero, para poder reconocer su presencia, es necesario que nos acerquemos a ?l conscientes de nuestra miseria y con profundo respeto. De lo contrario nos volvemos incapaces de encontrarlo y de entrar en comuni?n con ?l. (?) Dios se revela no a cuantos est?n llenos de suficiencia y superficialidad, sino a quien es pobre y humilde ante ?l.

Frente al pecado, Dios se revela lleno de misericordia y no deja de llamar a los pecadores a evitar el mal, a crecer en su amor y a ayudar concretamente al pr?jimo en necesidad, para vivir la alegr?a de la gracia y no ir al encuentro de la muerte eterna. Pero la posibilidad de conversi?n exige que aprendamos a leer los hechos de la vida en la perspectiva de la fe, es decir, animados por el santo temor de Dios. Queridos amigos, oremos a Mar?a Sant?sima, (?) para que ayude a cada cristiano a volver al Se?or con todo el coraz?n? (Benedicto XVI, 7 de marzo de 2010).

Reflexi?n apost?lica

A los pies del sagrario, es donde tenemos que resolver nuestra vida, nuestras dudas, tomar las decisiones, reforzar las convicciones, incrementar el amor, el celo apost?lico y fortalecernos en los momentos de dificultad. Vivamos con profundidad el encuentro con Cristo en los sacramentos de la Penitencia y de la Eucarist?a.

Prop?sito

Buscar ocasiones para ayudar hoy concretamente a mi pr?jimo.

Di?logo con Cristo

Se?or Jes?s, el ejemplo de Zaqueo me hace ver que quien te deja entrar en su vida no pierde nada de lo que hace la vida bella y grande. Me ense?a que con tu amistad se abren las puertas de la vida. Ay?dame a hacer la misma experiencia y no tener miedo de abrirte de par en par las puertas de mi coraz?n.

??Qu? f?cil es ser santo! Basta abrir la puerta del coraz?n y dejar entrar en ?l a Cristo.?

(Cristo al centro,?n. 1969)

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 9:58
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios