Lunes, 22 de noviembre de 2010

La tradicional pasividad con que la opini?n p?blica espa?ola recib?a a?o tras a?o el constante aumento del n?mero de abortos, se ha visto sacudida por la investigaci?n judicial de los escandalosos abortos ilegales realizados en conocidas cl?nicas de Barcelona y de Madrid.?Todo esto era sabido, pero de repente ha habido voluntad de perseguirlo.

El doctor Carlos Mor?n ha levantado una fortuna con el negocio del aborto en sus cl?nicas de Barcelona, de las que la m?s conocida es Ginemedex. Detenido y encarcelado gracias a una investigaci?n de la Guardia Civil, la opini?n p?blica ha conocido las irregularidades que impunemente se comet?an en sus centros: informes firmados de antemano por el psiquiatra, abortos sin justificaci?n legal y en embarazos avanzados, trituraci?n de fetos esquivando la obligaci?n de cremarlos o enterrarlos, abortos no declarados... ?Es el caso de Mor?n algo excepcional? Los abusos investigados ahora en Madrid en la sucursal de Mor?n y en otra cl?nica llamada Mayrit, y las sospechas policiales sobre la cl?nica Isadora apuntan a lo que las asociaciones pro-vida han denunciado continuamente: el fraude de ley que de hecho se comete en Espa?a con el aborto.

El aborto en Espa?a es delito, pero est? despenalizado en tres supuestos. Uno de ellos es el de peligro para la salud f?sica o ps?quica de la madre, en el que no hay l?mite temporal. Que la opini?n p?blica se lleve las manos a la cabeza ahora porque entre los fetos abortados ilegalmente los hab?a de hasta siete y ocho meses demuestra que se olvida con frecuencia este dato. Las ?ltimas cifras, de 2005, dejan casi 91.700 abortos, lo que supone que uno de cada seis embarazos termina en aborto; en el 96,6% de los casos se invoca el riesgo para la salud f?sica o ps?quica de la madre. Como pocos m?dicos de la sanidad p?blica quieren intervenir en esto, el 97% de los abortos se realizan en centros privados, aunque no pocas veces el aborto se financia con fondos p?blicos (ver Aceprensa en Internet, 3-01-2007: "Uno de cada seis embarazos en Espa?a termina en aborto").

Si tenemos en cuenta que estos centros se lucran con cada intervenci?n, resulta como m?nimo chocante que la ley permita a la cl?nica contratar a los psiquiatras que han de hacer los informes sobre el "riesgo para la salud ps?quica" de la madre. Las investigaciones han demostrado que las cl?nicas cuentan con informes ya firmados por el m?dico en los que el espacio para el nombre de la paciente est? en blanco. El resultado de esta impunidad es el turismo abortista desde el resto de Europa a Espa?a, como ya denunciaron reportajes de la televisi?n p?blica danesa y el diario brit?nico?Sunday Telegraph. La edad del feto no importaba, solo aumentaba el precio, que pod?a llegar a los 3.000 euros. Seg?n los datos oficiales, el 88% de los abortos se realizan durante los tres primeros meses de gestaci?n; pero los fraudes ahora descubiertos ponen en entredicho que las estad?sticas oficiales reflejen la realidad.

Entre lo que parecen ?ltimos coletazos de este encubrimiento generalizado del aborto ilegal se encuentran el comportamiento de la Consejer?a de Salud de la Generalitat de Catalu?a y del Colegio de M?dicos de Barcelona. Tras el reportaje del?Sunday Telegraph?en 2004, la consejer?a dijo que no ve?a irregularidades en las cl?nicas de Mor?n. En noviembre de 2006, despu?s del reportaje de la televisi?n danesa, lo ?nico que hizo fue sancionar al centro con 3.000 euros por faltas administrativas. Entonces, e-Cristians denunci? a Mor?n ante el Colegio de M?dicos barcelon?s, pero la denuncia fue archivada y la entidad afirm? que no hab?a responsabilidad deontol?gica.

Metamorfosis social y pol?tica

?Qu? ha variado para que ahora se lleve a la c?rcel a los culpables? Es dif?cil saber cu?l es la causa ?ltima de la transformaci?n producida, si es que hay solo una, pero algunos signos indican que ese cambio es real. En los ?ltimos a?os, cada vez que salen a la luz las cifras estad?sticas anuales de abortos declarados, los medios de comunicaci?n muestran su preocupaci?n, aunque las soluciones que suelen proponer se han demostrado parte del problema. Un vistazo a los comentarios de los lectores en los diarios digitales confirma esta impresi?n de creciente alarma.

Manifestaci?n de este cambio de mentalidad es que, despu?s de que saltara a la luz p?blica el "caso Mor?n", solo minor?as sin peso se han atrevido a insinuar cr?ticas a la detenci?n o aprovechar la circunstancia para pedir el aborto libre. Incluso el PSOE ha sugerido que no incluir? modificaciones en la ley del aborto en su programa electoral para las elecciones de marzo. Y han aparecido art?culos de denuncia, no solo entre los habituales defensores del respeto a la vida, sino tambi?n en articulistas partidarios de la legalizaci?n del aborto pero que ahora escriben "no es eso, no es eso".

Esta vez diarios de alcance nacional, y en especial?ABC?y?La Gaceta de los Negocios?han seguido ampliando la informaci?n sobre los fraudes de las cl?nicas abortistas.

Es representativo el desaliento reflejado por la portavoz an?nima de una cl?nica abortista (ABC, 13-12-2007), que echaba en cara "el silencio de las autoridades sanitarias. Nos est?n crucificando y ellos callados, cuando al fin y al cabo las cl?nicas privadas estamos, hablando claro, quit?ndole un marr?n a la sanidad p?blica".

La defensa de las cl?nicas abortistas ha sido decir que se est? atacando un derecho de la mujer y que habr?a que reformar la ley actual porque "no da seguridad". "Es fundamental que se cambie por una ley de plazos, la que hay en la mayor?a de los pa?ses europeos. Lo ideal ser?a hasta las 12 semanas. Y, a partir de ah?, una ley de indicaciones como la que tenemos hasta ahora", sostiene Eva Rodr?guez Armario, presidenta de la asociaci?n de cl?nicas acreditadas para el aborto (?El Pa?s, 17-12-2007). Es decir, aborto libre en los tres primeros meses, sin renunciar a seguir invocando despu?s los otros supuestos como hasta ahora. Lo que no explica es por qu? vienen a abortar a Espa?a de otros pa?ses y no al rev?s.

?


Publicado por mario.web @ 19:28
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios