Mi?rcoles, 24 de noviembre de 2010

?Sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan?. Hebreos 11:6

?

El capitulo 11 del libro de Hebreos esta lleno de nombres de personas que fueron desafiados a tomar determinadas decisiones muy dif?ciles.

Algunos tuvieron que dejar todo lo que hac?an y partir para una tierra lejana, otros precisaron asumir una postura que los colocaba en direcci?n opuesta a los valores de la sociedad donde viv?an.

Otros se posicionaron de tal forma que el precio final fue la de sus propias vidas.

?

El hecho es que todos los nombres e historias de aquel capitulo confirman la afirmaci?n del vers?culo 6: ?Sin fe es imposible agradar a Dios?. ?Por que? Porque delante de todo principio b?blico que encontramos al leer la Palabra , o delante de toda orientaci?n que recibimos de Dios al buscar Su voluntad en oraci?n, nos daremos cuenta que debemos confiar que ?l es real y nos cuida, que cela y nos recompensa si lo buscamos con confianza.

Estos hombres y mujeres, demostraron que el centro de su devoci?n y confianza estaba en Dios y colocaron su vocaci?n debajo de su Dios.

El servicio que ellos prestaban no depend?a del dinero, sino de su amor a Dios.

?

A prop?sito, me acuerdo de una historia extraordinaria, que describe el di?logo entre una monja americana cuidando leprosos en el Pacifico y un millonario norteamericano. El millonario, vi?ndola tratar y cuidar a aquellos enfermos miserables, dijo: "Hermana, yo no har?a eso ni por todo el dinero del mundo?. Y ella le respondi?: ?Yo tampoco, hijo?. ?Lo que hacemos (sea cual sea el oficio) lo hacemos por amor, por vocaci?n, por servicio, o por ganancia?

?

Cuando el tema es dinero, el mismo principio de la imposibilidad de agradar a Dios sin fe, se aplica de manera evidente y desafiante. Al fin y al cabo, ?no es dif?cil dejar de trabajar un s?ptimo d?a que nos podr?a dar un dinero extra? ?O dedicar el 10% de nuestro salario como diezmo a Dios? Imag?nese cuanto puede ayudar ese 10% en el d?a a d?a, al fin de mes, o en la realizaci?n de sus sue?os.

Es por eso que el tema es muy complejo en la pr?ctica.

Debemos darnos cuenta que si colocamos nuestro dinero por encima de la autoridad de Dios, entonces nos convencemos que nosotros podemos mover las piezas para solucionar cualquiera de nuestros problemas (incluyendo los econ?micos).

Hermanos, sea cual sea su situaci?n, de ganancia o escasez, atribuir un valor extra al dinero nos llevara a confiar en ?l, a dejar de considerarlo como un objeto y tornarlo una entidad, a dejar de tenerlo como siervo y pasar a ser esclavos del dinero.

?

En medio de este bombardeo que nos aleja del principio de confianza en el car?cter de Dios, es preciso recordar que Dios existe, que premia a quien le busca con confianza, y que sin fe ser? imposible agradarlo.

?

?Que Dios nos ayude a confiar en Su provisi?n y cuidado!


Publicado por mario.web @ 11:09
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios