Jueves, 25 de noviembre de 2010

De entre todoslos medios que est?n al alcance de cualquiera, la radio, por su agilidad,viveza e inmediatez, se hace imprescindible para el hombre de hoy??y m?xime para el cristiano. Nadiepuede ni debe quedar indiferente ante los eventos que a diario nos comunicanlos medios y entre ellos, especialmente, la radio.

?

Por ella tomamosel pulso a la realidad cotidiana. Ella nos sirve en bandeja las noticiasprincipales y globales del gran mundo y de nuestro entorno. Por ella y justogracias a ella, somos conocedores de los avatares, luchas, progresos ydefecciones de nuestros hermanos, los hombres.

?

Los grandesproblemas que angustian y preocupan a esta variopinta humanidad nos llegan endirecto??a trav?s de laradio. Las noticias gratas o luctuosas??sonel referente que no solo alimentan nuestra memoria, sino que mueven nuestros sentimientosy corazones.

?

Ning?ncristiano que se precie de tal, debe considerarse como una isla. Impregnado porlo que mas le haya impactado de lo o?do y trasmitido en la radio, deber? sermotivo de reflexi?n, oraci?n y petici?n a Dios, cuanto le haya conmovido susentra?as y su coraz?n. Con esp?ritu altruista y solidario hablemos a Dios decu?nto ocupa y preocupa a esta humanidad denostada para que ?l se compadezca detodos. Esto es orar.

?Autor: Padre Miguel Rivilla San Martin


Publicado por mario.web @ 7:15
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios