Mi?rcoles, 12 de enero de 2011

Evangelio
Del santo Evangelio seg?n san Marcos 1, 14-20.

Despu?s de que arrestaron a Juan el Bautista, Jes?s se fue a Galilea para predicar el Evangelio de Dios y dec?a: ?Se ha cumplido el tiempo y el Reino de Dios ya est? cerca. Arrepi?ntanse y crean en el Evangelio?.


Caminaba Jes?s por la orilla del lago de Galilea, cuando vio a Sim?n y a su hermano, Andr?s, echando las redes en el lago, pues eran pescadores. Jes?s les dijo: ?S?ganme y har? de ustedes pescadores de hombres?. Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.


Un poco m?s adelante, vio a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, que estaban en una barca, remendando sus redes. Los llam?, y ellos, dejando en la barca a su padre con los trabajadores, se fueron con Jes?s.

Oraci?n introductoria

Jes?s, qu? alegr?a tener este tiempo contigo a solas. Quiero escuchar tu llamado. ?Qu? quieres que haga este d?a? Creo en Ti, espero en Ti y quiero amarte m?s. S?lo T? puedes hacerme un ap?stol de tu Reino.

Petici?n

Jes?s, quiero dejar todo lo que me separe de tu amor, dame el gran don de permanecer siempre en estado de gracia.

Meditaci?n

?Quien tiene la suerte de conocer a un joven o a una chica que deja su familia de origen, los estudios o el trabajo para consagrarse a Dios, sabe bien de lo que se trata, porque tiene delante un ejemplo vivo de respuesta radical a la vocaci?n divina. ?sta es una de las experiencias m?s bellas que se hacen en la Iglesia: ver, palpar la acci?n del Se?or en la vida de las personas; experimentar que Dios no es una entidad abstracta, sino una Realidad tan grande y fuerte que llena de modo sobreabundante el coraz?n del hombre, una Persona viva y cercana, que nos ama y pide ser amada (?)

Hoy quiero invitar a todos a contemplar el misterio del Coraz?n divino-humano del Se?or Jes?s, para beber de la fuente misma del Amor de Dios. Quien fija su mirada en ese Coraz?n atravesado y siempre abierto por amor a nosotros, siente la verdad de esta invocaci?n: ?S? T?, Se?or, mi ?nico bien?, y est? dispuesto a dejarlo todo para seguir al Se?or?. (Benedicto XVI, 27 de junio de 2010).

Reflexi?n apost?lica

?El cristiano ama a Cristo en el pr?jimo, y ama al pr?jimo por amor a Cristo. El apostolado es m?s que simple filantrop?a; es una acci?n que se ejerce con esp?ritu de caridad cristiana, buscando salvar al hombre en todas sus dimensiones y procur?ndole ?lo m?s esencial que el hombre afligido ?cualquier ser humano? necesita: una entra?able atenci?n personal?.? Al miembro del Regnum Christi le anima y le gu?a el amor sobrenatural, el mismo amor con el que Cristo nos ama y se entreg? a s? mismo por nuestra salvaci?n?. (Manual del miembro del Regnum Christi, n. 158).

Prop?sito

Comprometerme esta semana a hacer algo para promover las vocaciones a la vida consagrada: una oraci?n, un sacrificio, dar un donativo, etc.

Di?logo con Cristo

Gracias Se?or por amarme y pedirme que te ame. Gracias de nuevo por el gran don de mi Bautismo. Gracias por hacerme miembro de tu Iglesia. Gracias por no te cansas de llamarme y pedirme que sea un ap?stol de tu Reino. ?Quiero ser tu testigo y misionero! Dame tu gracia para corresponderte fielmente.

?No temas. No tengas miedo de dejar tus redes y tu tierra. Est?s con Jesucristo. ?Qu? m?s seguridades quieres? Lo ?nico que te pide es que seas generoso, que conf?es ciegamente en ?l y que te lances sin titubeos: ??Se?or, en tu nombre lanzar? las redes!?
(Cristo al centro, n. 2257)

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 8:37
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios