Jueves, 13 de enero de 2011

Evangelio
Del santo Evangelio seg?n san Marcos 1, 40-45.

En aquel tiempo, se le acerc? a Jes?s un leproso para suplicarle de rodillas: ?Si T? quieres, puedes curarme?. Jes?s se compadeci? de ?l, y extendiendo la mano, lo toc? y le dijo: ??S? quiero, sana!?. Inmediatamente se le quit? la lepra y qued? limpio.

Al despedirlo, Jes?s le mand? con severidad: ?No se lo cuentes a nadie; pero para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificaci?n lo prescrito por Mois?s?.


Pero aquel hombre comenz? a divulgar tanto el hecho, que Jes?s no pod?a ya entrar abiertamente en la ciudad, sino que se quedaba fuera, en lugares solitarios, a donde acud?an a ?l de todas partes.

Oraci?n introductoria

Jes?s, en esta oraci?n quiero salir fortalecido en mi fe. Espero en Ti y quiero enamorarme m?s de Ti para ser un defensor y propagador de Tu amor entre todos los hombres.

Petici?n

Jes?s, dame el gran don de permanecer siempre en estado de gracia, es el ?nico camino en que podr? ser fiel a tu amor.

Meditaci?n

?Hoy quiero hablar de un gran Padre de la Iglesia de Occidente, san Hilario de Poitiers, una de las grandes figuras de obispos del siglo IV. Enfrent?ndose a los arrianos, que consideraban al Hijo de Dios como una criatura, aunque excelente, pero s?lo criatura, san Hilario consagr? toda su vida a la defensa de la fe en la divinidad de Jesucristo, Hijo de Dios y Dios como el Padre, que lo engendr? desde la eternidad (?)


Considero particularmente bella esta formulaci?n de san Hilario: ?Dios s?lo sabe ser amor, y s?lo sabe ser Padre (?) y quien es Padre lo es totalmente?. (?). Quiero concluir (?) con una de estas oraciones, que se convierte tambi?n en oraci?n nuestra: ?Haz, Se?or ? reza san Hilario, con gran inspiraci?n ? que me mantenga siempre fiel a lo que profes? en el s?mbolo de mi regeneraci?n, cuando fui bautizado en el Padre, en el Hijo y en el Esp?ritu Santo. Que te adore, Padre nuestro y juntamente contigo a tu Hijo; que sea merecedor de tu Esp?ritu Santo, que procede de ti a trav?s de tu Unig?nito. Am?n?? (Benedicto XVI, 10 de octubre de 2007).

Reflexi?n apost?lica

?Por eso, el miembro del Regnum Christi pone todos los medios a su alcance, su persona, su tiempo, todas sus posibilidades para cooperar en la misi?n evangelizadora de la Iglesia aportando las riquezas de su carisma espec?fico. Busca conocer y amar a la Iglesia, y defenderla noblemente? (Manual del miembro del Regnum Christi, n. 154).

Prop?sito

Acudir con puntualidad y constancia a alg?n curso de formaci?n en mi fe cat?lica, para estar en condiciones de transmitirla a los dem?s.

Di?logo con Cristo

Jes?s, dame la gracia de identificarme contigo para pensar como T?, sentir como T?, amar como T? y vivir como T? y as? pueda proclamar y consagrar mi vida a la defensa de mi fe. S? que lo ?nico que tengo que hacer es llevar mi voluntad a cooperar con tus planes. Ay?dame a perseverar en mi celo apost?lico y que el d?a de hoy trate a los dem?s con tu misma caridad.

?No olviden que su amor proviene en ?ltima instancia de? la fuente ?ltima de todo amor: de Dios. Por eso, necesitan de ?l para conservar, defender y acrecentar su amor?
(Cristo al centro, n. 1552)

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 17:05
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios