Martes, 18 de enero de 2011


Evangelio
Del santo Evangelio seg?n san Marcos 2, 18-22.

En una ocasi?n en que los disc?pulos de Juan el Bautista y los fariseos ayunaban, algunos de ellos se acercaron a Jes?s y le preguntaron: ??Por qu? los disc?pulos de Juan y los disc?pulos de los fariseos ayunan, y los tuyos no??.


Jes?s les contest?: ??C?mo van a ayunar los invitados a una boda, mientras el novio est? con ellos? Mientras est? con ellos el novio, no pueden ayunar. Pero llegar? el d?a en que el novio les ser? quitado y entonces s? ayunar?n.


?Nadie le pone un parche de tela nueva a un vestido viejo, porque el remiendo encoge y rompe la tela vieja y se hace peor la rotura. Nadie echa vino nuevo en odres viejos, porque el vino rompe los odres, se perder?a el vino y se echar?an a perder los odres. A vino nuevo, odres nuevos?.

Oraci?n introductoria

Jes?s, creo en ti Se?or porque eres la Verdad misma. Espero en ti porque eres la Misericordia infinita. Te amo, pero ay?dame a amarte sobre todas las cosas.

Petici?n

Oh Jes?s, gracias por venir a redimirme del pecado, no permitas nunca que me separe de Ti.

Meditaci?n

?La p?gina evang?lica (?) narra que, mientras Jes?s se encontraba a la mesa en casa de Lev?, el publicano, los fariseos y los seguidores de Juan Bautista le preguntaron por qu? sus disc?pulos no ayunaban como ellos. Jes?s les respondi? que los invitados a la boda no pueden ayunar mientras el novio est? con ellos (?). Al decir esto, Cristo revela su identidad como Mes?as, Novio de Israel, que vino para la boda con su pueblo. Los que lo reconocen y lo acogen con fe est?n de fiesta. Pero deber? ser rechazado y asesinado precisamente por los suyos: en aquel momento, durante su pasi?n y muerte, llegar? la hora del luto y del ayuno. (?) ?sta era la actitud del ap?stol san Pablo, quien afirmaba que hab?a renunciado a todo para poder conocer a Cristo, ?el poder de su resurrecci?n y la comuni?n en sus padecimientos hasta hacerme semejante a ?l en su muerte? (Flp 3,10-11) (?) Sea nuestra gu?a y maestra Mar?a sant?sima, quien, cuando Jes?s se dirigi? decididamente a Jerusal?n para sufrir all? la Pasi?n, lo sigui? con fe total? (Benedicto XVI, 26 de febrero de 2006).

Reflexi?n apost?lica

?Todo progreso en santidad y todo fruto en el apostolado est? directamente vinculado con la gracia y la ayuda de Dios. ?Si el Se?or no edifica la ciudad, en vano se afanan los constructores?.? Por ello, el Movimiento invita a sus miembros a cultivar una constante y cordial uni?n con Dios, sobre todo mediante la oraci?n, la digna recepci?n de los sacramentos y la vivencia amorosa de la voluntad de Dios. En este mismo empe?o se colocan los diversos? compromisos de vida espiritual que el Regnum Christi propone a sus miembros? (Manual del miembro del Regnum Christi, n. 234).

Prop?sito

Renovar mi fe en Dios en los momentos que experimente des?nimo, problemas o dificultad.

Di?logo con Cristo

Se?or, dame unos odres nuevos para mi coraz?n para que tu amor sea capaz de despertar en m? una mayor entrega al servicio de los dem?s. ?Quiero trabajar sin descanso para hacer felices y santos a todos los que tengo la gracia de poder trasmitir tu mensaje de amor. Conv?nceme de que la aut?ntica santidad est? en el amor, en el ejercicio continuo de la caridad. Ay?dame a ser santo desde ahora para aprovechar as? la vida que me has dado.

?Los santos no los hacen los hombres; es Dios quien hace? un santo de cada alma que se le presta?
(Cristo al centro, n. 2000).

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 11:53
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios