Domingo, 30 de enero de 2011


Evangelio
Lectura del santo Evangelio seg?n san Marcos 4, 35-41.

Un d?a, al atardecer, Jes?s dijo a sus disc?pulos: ?Vamos a la otra orilla del lago?. Entonces los disc?pulos despidieron a la gente y condujeron a Jes?s en la misma barca en que estaba. Iban adem?s otras barcas.

De pronto se desat? un fuerte viento y las olas se estrellaban contra la barca y la iban llenando de agua. Jes?s dorm?a en la popa, reclinado sobre un coj?n. Lo despertaron y le dijeron: ?Maestro, ?no te importa que nos hundamos??. ?l se despert?, reprendi? al viento y dijo al mar: ??C?llate, enmudece!?. Entonces el viento ces? y sobrevino una gran calma. Jes?s les dijo: ??Por qu? ten?an tanto miedo? ?A?n no tienen fe??. Todos se quedaron espantados y se dec?an unos a otros: ??Qui?n es ?ste, a quien hasta el viento y el mar obedecen??.

Oraci?n introductoria

Se?or Jes?s quiero subir a tu barca en este momento de oraci?n. Quiero responder a tu llamado, quiero dialogar contigo, ?aumenta mi fe!,? para que no tema escuchar lo que hoy quieres pedirme, para que encuentre mi felicidad.

Petici?n

Se?or, haz que el don de la fe crezca en todos los miembros de mi familia para que con alegr?a cumplamos con la misi?n que nos has encomendado.

Meditaci?n

?Sabemos que el matrimonio y la familia se enfrentan ahora a verdaderas borrascas. Las palabras del evangelista sobre la barca en la tempestad en medio del lago se pueden aplicar a la familia: ?Las olas romp?an contra la barca hasta casi llenarla de agua?. (?) Desde hace algunas d?cadas, las leyes han relativizado en diferentes pa?ses su naturaleza de c?lula primordial de la sociedad. A menudo, las leyes buscan acomodarse m?s a las costumbres y a las reivindicaciones de personas o de grupos particulares que a promover el bien com?n de la sociedad. La uni?n estable entre un hombre y una mujer, (?) ya no es, en la mente de algunos, el modelo al que se refiere el compromiso conyugal. Sin embargo, la experiencia ense?a que la familia es el pedestal sobre el que descansa toda la sociedad. Adem?s, el cristiano sabe que la familia es tambi?n la c?lula viva de la Iglesia. Cuanto m?s impregnada est? la familia del esp?ritu y de los valores del Evangelio, tanto m?s la Iglesia misma (?) responder? mejor a su vocaci?n? (Benedicto XVI, 14 de septiembre de 2008).?

Reflexi?n apost?lica

?El cristiano, consciente de que Dios es su Padre, abraza la voluntad divina recibi?ndola con amor y no como algo extra?o que se le impone desde fuera, sino como una invitaci?n a vivir en comuni?n con ?l. Hace falta conocer ?ntimamente a Dios y su amor (v?ase la convicci?n n. 1) para no temer su voluntad, para acogerla, cueste lo que cueste, con plena confianza y gratitud, dejando de lado todo otro inter?s, apetencia o deseo personal. El hombre que se afianza y se adhiere firmemente a la voluntad de Dios puede ser verdaderamente feliz ya en esta vida, porque ha hecho del amor de Dios el centro de la propia existencia? (Manual del miembro del Regnum Christi, n. 144).

Prop?sito

Analizar c?mo estoy viviendo mis relaciones familiares, ver si est?n llenas de caridad, perd?n y servicio.

Di?logo con Cristo

?Se?or que nunca tenga miedo de responder a tu amor! ?No te canses de salir a socorrerme cuando los problemas de la vida diaria me hagan dudar de tu Providencia Divina. Necesito de Tu gracia y de Tu ayuda, estoy dispuesto(a) a recomenzar, a darte en este d?a lo que no te di el d?a de ayer. Dame Jes?s la oportunidad de servirte y amarte el d?a de hoy en mi familia.

?Si est?n con Jesucristo, ?por qu? tienen que temer?, ?qu? acontecimiento de su pasado ser? capaz de turbar su esp?ritu?, ?o por qu? atemorizarse ante un futuro que a?n no llega y que est? en las manos de Dios? Entr?guense, llenos de generosidad y de entusiasmo, a realizar su vocaci?n por los caminos que Dios nuestro Se?or les vaya marcando?
(Cristo al centro, n. 2302)

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 8:01
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios