Lunes, 21 de febrero de 2011

Hechos 2,4-14 Y fueron todos llenos del Esp?ritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, seg?n el Esp?ritu les daba que hablasen ... entonces Pedro, poni?ndose en pie con los once, alz? la voz y les habl? diciendo: Varones jud?os, y todos los que habitan en Jerusal?n, esto sea notorio y oigan mis palabras.?
?
Durante tres a?os, Pedro fue testigo de las se?ales y milagros de Jes?s. El mismo d?a de su llamado, vio sus redes colmarse con una gran pesca milagrosa. Desde el principio, Jes?s le manifest? su poder y su llamado a ser "pescador de hombres". Sin embargo, este hombre llamado a ser testigo de Cristo neg? al Se?or tres veces y cuando Jes?s muri?, corri? nuevamente a tomar sus redes como cualquier pescador.
?
T? puedes ver milagros de sanidad y endemoniados ser libres. Puedes participar de una hermosa alabanza y una predicaci?n profunda y ungida, pero eso solamente no cambiar? tu vida. Al igual que Pedro, necesitas la experiencia del aposento alto, ser lleno del Esp?ritu Santo.
?
La obra transformadora de Dios comienza en lo secreto del coraz?n del hombre. Nace de una b?squeda espiritual como la de aquellos 120 que estaban reunidos, velando, orando, esperando ansiosamente la venida del Esp?ritu Santo. No podemos cambiar sin que el Esp?ritu Santo nos llene y tome el control de nuestra vida.
?
Busca la llenura del Esp?ritu Santo, la unci?n que transform? al dudoso e indeciso ap?stol Pedro en la columna de la iglesia. Tres mil almas vinieron a los pies de Cristo luego de la predicaci?n de Pedro en Pentecost?s. Finalmente, era un pescador de hombre.
?
Enci?rrate con Dios y experimenta la presencia del Esp?ritu que sana, que llena, que libera.


Publicado por mario.web @ 9:18  | religion
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios