S?bado, 26 de febrero de 2011

Evangelio?

Del santo Evangelio seg?n san Marcos 10, 13-16

En aquel tiempo, la gente le llev? a Jes?s unos ni?os para que los tocara, pero los disc?pulos trataban de impedirlo.

Al ver aquello, Jes?s se disgust? y les dijo: ?Dejen que los ni?os se acerquen a m? y no se lo impidan, porque el Reino de Dios es de los que son como ellos. Les aseguro que el que no reciba el Reino de Dios como un ni?o, no entrar? en ?l?.

Despu?s tom? en brazos a los ni?os y los bendijo imponi?ndoles las manos.?

Oraci?n introductoria?

Se?or Jes?s, dame la fe y confianza de un ni?o que se abandona en los brazos de quien le acoge con ternura y amor. Yo creo que T? me est?s esperando para abrazarme y darme tu amor en estos momentos de oraci?n. Perm?teme conocer tu camino, los medios que me pueden llevar a la santificaci?n de mi vida. Que no pretenda ser yo el constructor sino que sepa edificar sobre la roca firme de tu amor. Acrecienta Padre m?o mi fe y mi confianza, para hacer una verdadera oraci?n.

?

Petici?n?

Se?or m?o, T? eres mi esperanza, quiero recibir y entrar en tu Reino, me abandono en tu Providencia.

?

Meditaci?n?

?La Iglesia tiene una larga tradici?n de cuidar a los ni?os desde su m?s temprana edad hasta la madurez, siguiendo el ejemplo del afecto de Cristo, que bendijo a los ni?os que le presentaban, y que ense?? a sus disc?pulos que, de quienes son como aquellos, es el Reino de los Cielos? (Benedicto XVI, 18 de septiembre de 2010).

?

?Jes?s hab?a dicho a sus disc?pulos que, para entrar en el reino de Dios, deber?an hacerse como ni?os. ?l mismo, que abraza al mundo entero, se hizo ni?o para salir a nuestro encuentro, para llevarnos hacia Dios. Para reconocer a Dios debemos abandonar la soberbia que nos ciega, que quiere impulsarnos lejos de Dios, como si Dios fuera nuestro competidor. Para encontrar a Dios es necesario ser capaces de ver con el coraz?n. Debemos aprender a ver con un coraz?n de ni?o, con un coraz?n joven, al que los prejuicios no obstaculizan y los intereses no deslumbran. As?, en los ni?os que con ese coraz?n libre y abierto lo reconocen a ?l la Iglesia ha visto la imagen de los creyentes de todos los tiempos, su propia imagen? (Benedicto XVI, 16 de marzo de 2008).?

?

Reflexi?n apost?lica?

?La vida de Mar?a es un canto de fe en Dios y en su providencia amorosa; su vida ofrece tambi?n un testimonio constante de confianza y abandono filial en la voluntad de Dios, sobre todo en los momentos dif?ciles y oscuros de su vida. Adem?s de la fe y la confianza, la Sant?sima Virgen vivi? en grado heroico la caridad? (Manual del miembro del Movimiento?Regnum Christi, n. 125).

?

Prop?sito?

Tratar? con respeto, paciencia y caridad a los m?s peque?os, d?biles y necesitados, viendo en ellos al mismo Cristo.

?

Di?logo con Cristo?

La docilidad, la amabilidad, la capacidad de acoger, de perdonar y olvidar, son cualidades que distinguen a los verdaderos cristianos. Quiero imitar a tu Sant?sima Madre para confiar plenamente en tu amor y en tu presencia continua en mi vida.?

Gracias por amarme y cuidarme siempre y muy especialmente te doy gracias por permitirme hoy dialogar contigo. Que tu amor fiel y constante me estimule a ser un constructor de la civilizaci?n de la justicia y la caridad cristiana.

?

?Ante ?l, que se hace Ni?o por ti, prom?tele que t? te har?s peque?o por ?l cuando su voluntad te lo pida para que ?l crezca?

?(Cristo al centro,?n.?1353).

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 6:55  | religion
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios