Domingo, 27 de febrero de 2011

Hay una palabra en el Nuevo Testamento que es casi exclusiva de San Pablo. Es la palabra ?Misterio?, empleada especialmente en la carta a los Efesios, en la cual desarrolla lo que ?l quiere decir con esta palabra tan sugestiva. Es posible que hoy repitamos cosas ya dichas anteriormente, pero no importa. Trat?ndose de Jesucristo, siempre resultan nuevas?

?Y a qu? se refiere Pablo?

Empecemos por leer este pasaje c?lebre, escrito en la prisi?n de Roma, aunque suprimiendo bastantes palabras para seguir mejor el pensamiento del Ap?stol.

?Yo Pablo, el prisionero de Cristo, recib? por una revelaci?n el conocimiento del misterio de Cristo,
?misterio que en generaciones pasadas no fue dado a conocer a los hombres, como ha sido revelado ahora a sus ap?stoles.
?A m?, el menor de todos los santos, me fue concedida la gracia de anunciar a los gentiles la insondable riqueza de Cristo,
?y esclarecer c?mo se ha dispensado el misterio escondido desde siglos en Dios,
?manifestado ahora mediante la Iglesia,
?conforme al designio eterno realizado en Cristo Jes?s, Se?or nuestro?
(Ef 3,1-11)


?Qu? quiere decirnos Pablo con palabras tan solemnes? Quiere ense?arnos una verdad tan grandiosa como las palabras que usa.

?Misterio? no quiere decir algo que no se entiende. Pablo pretende expresar un ?secreto? que Dios se guardaba escondido, sin que lo conociera nadie, para manifestarlo cuando llegara el momento propicio.

Pero, ?qu? era lo que se callaba Dios? Se trataba de lo que iba a realizar con Cristo, especialmente con Cristo Crucificado.

No conven?a que lo supiera nadie, y menos el demonio. Pero, una vez realizado todo, y Jes?s ya resucitado de entre los muertos, Dios lo daba a conocer y quer?a que su Iglesia lo publicara en el mundo entero.

El ?misterio? significaba:

  • que con Cristo Crucificado se hab?a saldado la deuda contra?da por la Humanidad ante Dios con el pecado;
  • que con Cristo hab?a vuelto la santidad al mundo;
  • que con Cristo podr?a la humanidad entera -tanto los jud?os como los paganos- entrar en la Gloria, el verdadero para?so perdido.

    Es interesante seguir el proceso con el que Dios desarroll? su plan, seg?n el pensamiento de Pablo. Nosotros podemos describirlo de esta manera:

  • Dios hab?a creado al hombre en santidad y lo hab?a destinado a la Gloria.
  • Pero el hombre, instigado por Satan?s, estrope? en el para?so todo el plan de Dios.
  • La humanidad entera con Ad?n se convert?a en pecadora.
  • Dios, ofendido, exig?a justicia, y el hombre no pod?a pagar la enorme deuda contra?da.
  • No hab?a m?s remedio que una condenaci?n eterna para todos.
  • Pero, ?qu? sacaba Dios con ello? Hablando a nuestro modo, Dios ten?a que aguantar un fracaso total, y dar a Satan?s una victoria completa.
  • No pod?a consentir esto la gloria de Dios, y tampoco lo soportaba su amor.

    Entonces, Dios se decidi? desde toda la eternidad, cuando previ? este su fracaso, y se pregunt?: ?Por qu? no salvo al hombre?...

    Las Tres divinas Personas -como el Alto Mando en una guerra- tuvieron consejo, que deb?a quedar secreto al enemigo. Y se decidi? en estos puntos:

  • como el hombre no puede pagar en justicia a Dios, el que pague tiene que ser Dios;
  • entonces, el Hijo que se haga hombre, que cargue con el pecado de todos los hombres, y que pague por todos sus hermanos;
  • la justicia quedar? satisfecha, porque un Dios Hombre, inocente, habr? pagado la enorme deuda del hombre pecador;
  • ante tanto amor del Hijo, obediente hasta la muerte de cruz, Dios se rendir? y devolver? al hombre todo lo que hab?a perdido instigado por el demonio;
  • el Hijo, el Crucificado, resucitar?, porque siendo Dios no puede estar bajo el dominio de la muerte;
  • como el Hijo hecho Hombre unir? en S? a todos los hombres, todos resucitar?n despu?s con ?l y podr?n entrar en la misma Gloria del Hijo.

    De este modo.

  • Dios, en su justicia, habr? quedado plenamente satisfecho y habr? triunfado su amor.
  • El Hijo hecho Hombre ser? el centro de toda la creaci?n.
  • El hombre, salvado, recobrar? todos los bienes para los que fue creado.
  • Y Satan?s quedar? burlado con una derrota total.

    El plan de Dios se ejecut? en el momento previsto, ?cuando lleg? la plenitud de los tiempos, y el Hijo se hizo Hombre, nacido de una mujer? (Gal 4,4)

    La Mujer, elegida por Dios desde toda la eternidad como segunda Eva, era Mar?a. Dios la predestinaba con el mismo decreto con el que determinaba la encarnaci?n de su Hijo.

    Pablo, que pensaba todo esto, escribir? orgullosamente ante el triunfo de Dios y de su Cristo:

    ?All? donde abund? el delito, sobreabund? la gracia? (Ro 5,20)

    Y acabar? con un p?rrafo grandioso escrito a los Efesios:

    ?Dios les conceda comprender con todos los santos la anchura y la longitud, la altura y la profundidad, y conocer el amor de Cristo, que sobrepasa a todo conocimiento, y se llenen de toda la plenitud de Dios? (Ef 3,17-19)

    ?Cristo Jes?s!

    He aqu? el mayor secreto de Dios, guardado celosamente desde toda la eternidad, y anunciado y publicado despu?s como la noticia m?s sensacional y de mayor resonancia.

    ?Qui?n tan conocido como Cristo Jes?s? Nadie?
    ?Qui?n m?s amado como Cristo? Nadie?

    ?Qui?n con m?s influencia que Cristo en el mundo? Nadie?

    El Padre le dijo desde toda la eternidad: Hijo m?o, vete y salva al mundo.

    El Esp?ritu Santo, lo tom? por su cuenta:
    Yo lo har? Hombre nacido de una Mujer.

    El Hijo respondi?: -?Aqu? estoy!?
    Este es el drama ideado y realizado por Dios.

    Y los hombres, los grandes beneficiarios, nos limitamos a decir: -?Gracias, Se?or Dios nuestro! ?Qu? bien sabes hacer las cosas!...

  • Publicado por mario.web @ 17:02
    Comentarios (0)  | Enviar
    Comentarios