Domingo, 27 de febrero de 2011

Hay quienes maduran a base de golpes. Tras un mal paso, despu?s de una traici?n, al descubrir la propia debilidad, uno empieza a darse cuenta de muchas cosas...

Quedan, s?, heridas, porque el pasado no perdona y ?pasa? siempre su factura. Pero al menos aprendimos a no ser ingenuos, a no ser presuntuosos, a no apoyarnos en el dinero, a no empezar el segundo vaso de vino, a dejar lejos la curiosidad de ver qu? se siente si...

Hay, sin embargo, otro camino para madurar. Consiste en vivir en un di?logo continuo, sereno, confiado, constante, con Dios.

La vida, en este segundo camino, es vista como una llamada, como un don, como un viaje entre mil compa?eros y con un destino com?n: el cielo.

El caminante madura desde la escucha continua del mensaje divino. Toma entre sus manos el Evangelio. Descubre la invitaci?n a rezar continuamente, a dejar de lado la obsesi?n por el dinero, a cuidar las miradas, a controlar los pensamientos, a dejar espacio al servicio, al perd?n, a la acogida, a la esperanza.

El Evangelio sirve como hoja de ruta y como mensaje que llega a lo m?s hondo del alma: hay un Dios que me ama, que me busca, que me espera, que desea mi bien. Hay un Dios que me pide que aprenda a amar a mis hermanos, a los que se encuentran a mi lado.

Hay un Dios que tambi?n me ayuda si he dado un mal paso, si he cometido un pecado, si me dej? vencer por el ego?smo, si ced? a las insidias de la soberbia.

Es un Dios que no me quita placeres buenos, pues nunca ser? bueno algo hecho de modo ego?sta. Al contrario, me ofrece una alegr?a mucho m?s rica, porque viene del mismo Dios que se hace presente en la historia de cada uno de sus hijos.

Dios me invita, en este d?a, a caminar hacia la madurez verdadera. Con ella ser? posible dar el paso m?s profundo, m?s completo, m?s hermoso que pueda realizar cualquier ser humano: amar a Dios y amar al pr?jimo, sin medida, sin miedos, con alegr?a, con esperanza. Vivir? as? como imagen, como semejanza, de un Dios que podemos definir con una simple palabra: Amor.


Publicado por mario.web @ 17:44
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios