S?bado, 12 de marzo de 2011

Fuente: www.monasteriodelaresurrecci?n.com
Autor: Catholic.net

ORDEN CISTERCIENSE DE LA ESTRECHA OBSERVANCIA

La Orden Cisterciense de la Estrecha Observancia proviene de la tradici?n mon?stica que toma por gu?a el Evangelio y la Regla de San Benito, en el siglo XII en un peque?o pueblo de Francia llamado C?teaux (de all? en lat?n: cistercium y en espa?ol: cisterciense) en el a?o 1098 San Roberto, San Alberico y San Esteban, monjes de la abad?a benedictina de Molesmes, son quienes inician este nuevo estilo de vida. San Bernardo ser? el gran propagador del mismo.

En el siglo XVII se llevan a cabo varias reformas, la m?s importante es la del abad De Ranc? en el monasterio de La Trappe, en Francia (de all? el nombre de "Trapenses" con el que tambi?n se nos conoce)

En el a?o 1892 se llev? a cabo la uni?n de los diversos monasterios reformados en una sola Orden que se llama actualmente Orden Cisterciense de la Estrecha Observancia.

Siguiendo la tradici?n Benedictina, profesamos los votos de estabilidad, conversi?n de vida y obediencia.

El voto de estabilidad es el compromiso de la joven que, habiendo escuchado la llamada de Jesucristo, se compromete a seguirle en un camino de oraci?n, Lectio Divina y trabajo, vividos en una misma comunidad con una vinculaci?n completa hasta la muerte.

Por el voto de conversi?n de vida, la hermana que busca a Dios en la sencillez de su coraz?n, guiada por el Evangelio, se compromete a vivir la observancia cisterciense.

Por el voto de obediencia la hermana renuncia a su propia voluntad y se compromete por amor a vivir bajo la orientaci?n de sus superiores leg?timos, siguiendo as? el ejemplo de Cristo, obediente hasta la muerte.



COMUNIDAD DE SANTA MAR?A DE LA RESURRECCI?N

Santa Mar?a de la Resurrecci?n es una comunidad de monjas que queremos vivir el Evangelio siguiendo la tradici?n mon?stica benedictina y la sencillez de la espiritualidad cisterciense.

Estamos en comuni?n con la Iglesia Arquidiocesana de Monterrey para vivir la vida mon?stica de oraci?n, silencio, trabajo, acogida y di?logo.

Es una vida dedicada a la b?squeda de Dios, haciendo de ello lo prioritario. Esta b?squeda anima toda nuestra jornada que se distribuye entre la oraci?n lit?rgica y silenciosa, la lectura orante de la palabra de Dios (Lectio Divina), el estudio y el trabajo.

Vivimos en un clima de soledad y silencio en contacto con la naturaleza, en comuni?n entre nosotras y con los hermanos con los cuales compartimos el fruto del trabajo y los dones de Dios.

Buscamos vivir en la autenticidad, en la sencillez y en la gratuidad.

Queremos ser una semilla de unidad y de amor como colaboraci?n para construir una sociedad m?s humana en la que reinen la paz, la justicia, los valores del Evangelio: el aut?ntico amor. Por eso oramos y trabajamos por la unidad de los cristianos (ecumenismo) y el di?logo interreligioso.



FUNDAMENTOS:

?CARISMA
Nuestra vida es una vida de oraci?n alimentada con la lectura asidua de la palabra de Dios, centrada en la liturgia.

Nos define un estilo de vida sencillo y austero en la b?squeda de Dios, en el seguimiento de Cristo y su Evangelio, en una comunidad estable "Escuela de Caridad", en la alegr?a del Esp?ritu Santo.

Nuestra espiritualidad es Cristoc?ntrica y tenemos como modelo a Mar?a en la contemplaci?n y escucha de la Palabra de Dios, que lleva a seguir de cerca a Jes?s que oro y actu? a favor a la construcci?n del Reino.

El esencial equilibrio de la vida cisterciense se establece entre Liturgia de las Horas, oraci?n silenciosa, Lectio Divina y estudio, y trabajo.

Toda nuestra vida transcurre bajo la mirada maternal de Mar?a.

? EUCARIST?A

Es el centro de nuestra vida comunitaria, y mediante ella las hermanas nos unimos mas ?ntimamente entre nosotras y con toda la Iglesia, por la participaci?n en el misterio pascual del Se?or.

? LECTIO DIVINA

Dedicamos un tiempo diario a la "Lectio Divina", pr?ctica excelente de la Vida Mon?stica, como fuente de oraci?n y escuela de contemplaci?n para el di?logo con Dios, de coraz?n a coraz?n a trav?s de la Sagrada Escritura.

? VIDA DE ORACI?N

Oraci?n Lit?rgica

El fin espiritual de la Comunidad se manifiesta especialmente en la celebraci?n lit?rgica. En ella:

- Escuchamos diariamente la palabra de Dios.

- Ofrecemos a Dios el sacrificio de la alabanza.

- Participamos en el Misterio de Cristo.

- E intercedemos por las necesidades de la humanidad y la salvaci?n del mundo.

Oraci?n Silenciosa

Es un encuentro personal con Dios, para acoger su amor y entregarle el nuestro.Dios nos llama a vivir en un dialogo continuo de amor que da sentido a nuestra vida.

? TRABAJO

Trabajamos para ganarnos la vida con diversas actividades como artesan?as de madera e iconos, siendo as? solidarias con toda la humanidad. Atendemos tambi?n nuestra hospeder?a para retiros espirituales, encuentros de oraci?n y reflexi?n.

? IRRADIACI?N

Como monjas de vida contemplativa nuestra solidaridad con los problemas de la humanidad parte siempre de una clara identidad vocacional contemplativa que subraya el absoluto de Dios.

Nuestra comunidad contemplativa vive esta solidaridad;

1.- Asumiendo en nuestra oraci?n los gozos y esperanzas, las tristezas y las angustias de las personas, especialmente de los pobres y marginados y de los que sufren;

2.- Compartiendo una parte de nuestros bienes con organismos que trabajan en la promoci?n de las personas marginadas;

3.- Creando iniciativas como talleres y cursos de formaci?n familiar y psicol?gica para se?oras y talleres de artesanias para ni?os y jovenes sin intervenir directamente en la gesti?n de los mismos, sino a trav?s, de colaboradores, entre ellos nuestros laicos asociados.

Buscamos siempre encontrar el equilibrio entre esta solidaridad y nuestra vocaci?n llamada a subrayar el absoluto de Dios y el valor y la necesidad de la oraci?n en la evangelizaci?n, en el dialogo ecum?nico, en el dialogo interreligioso y en el trabajo por la justicia, la paz y la integridad de la creaci?n.

1. Nuestro trabajo por la unidad de los cristianos: organizamos una reuni?n ecum?nica al mes y un encuentro interreligioso de oraci?n y reflexi?n para la paz cada a?o, colaborando con el Departamento de ecumenismo de la Arquidi?cesis de Monterrey.

2. Laicos asociados, viven la espiritualidad de la orden adaptada a su estado laico.

3. Las Veladas de Oraci?n con j?venes para iniciarlos en la vida de oraci?n y
ayudarles a progresar en ella


La Hospeder?a

Nuestro monasterio es un lugar para: reencontrarse consigo mismo y con Dios, profundizar en la fe y el compromiso con el Evangelio ya sea individualmente o en grupo, para hacer d?as de oraci?n o de retiro espiritual, orar la palabra de Dios, gozar de la belleza de la naturaleza y del silencio para descubrir en ellos la presencia de Dios que nos habita.

Tenemos dos formas de acogida: en silencio, compartiendo la oraci?n de la comunidad, y en grupos.

Les ofrecemos participar en nuestra oraci?n diaria en un clima de sencillez y de acci?n de gracias intercediendo por las necesidades de la humanidad.

Compartir con una hermana la experiencia de fe y de oraci?n

Acompa?amiento durante su estancia para ayudarles a orar la palabra de Dios, sea individualmente o en grupo.

Nuestras instalaciones est?n preparadas para recibir grupos grandes, tenemos un comedor amplio y habitaciones individuales y dobles, as? como un sal?n para conferencias y un oratorio que comparten un ?rea com?n que se puede subdividir con paneles sonoac?sticos seg?n las necesidades de espacio.

Damos acogida y acompa?amiento a todas las personas de buena voluntad, sin distinci?n de credo religioso, que movidas por la sed del Absoluto y por el deseo de vivir las exigencias de su fe, entran en contacto con nosotras.


Publicado por mario.web @ 18:00  | religion
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios