Jueves, 24 de marzo de 2011

COMO PODEMOS AYUDAR A LAS BENDITAS ANIMAS DEL PURGATORIO:

1. La primera medida es unirse a la Asociaci?n de las Santas Almas. Las condiciones
son simples.
a) Tener tu nombre registrado en el Libro de la Asociaci?n.
b) O?r Misa una vez a la semana (basta con la Misa del domingo) por las Santas Almas.
c) Rezar y promover la devoci?n a las Animas Benditas.
d) Contribuir una vez al a?o con un donativo a la Asociacion, lo cual permite a la Asociaci?n tener Misas perpetuas cada mes.
(Si se desean Misas espaciales por las Animas Benditas, es importante mencionar cu?ntas Misas se quieren).
Aquellos que desean unirse y no tienen la Asociaci?n en sus Parroquias, pueden enviar sus nombres, direcciones y limosnas anuales a la Asociaci?n de las Santas Almas, Hermanas Dominicas del Perpetuo Rosario, Monasterio Pio XII, Rua do Rosario 1, 2495, Fatima, Portugal. Esta Asociaci?n est? aprovada por el Cardenal Arzobispo de Lisboa.
2. La segunda medida para ayudar a las Animas Benditas, es pidiendo Misas ofrecidas por ellas. Esta es ciertamente la mas eficaz de las medidas para liberarlas.
3. Aquellos que no puedan ofrecer Misas, deber?an asitir a cuanta Misa fuera posible por su intenci?n.
Un hombre joven que ganaba un salario muy modesto le cont? al autor de este libro: " Mi esposa muri? unos a?os antes.tengo 10 misas ofrecidas por ella. No puedo hacer mas por ella, pero o? 1000 misas por su querida alma.
4. La recitaci?n del Santo Rosario (con sus grandes indulgencias) y hacer el V?a Crucis (el cual es ricamente dador de indulgencias) , son excelentes v?as de ayuda a las almas.
san Juan Masias, como vimos, liber? del Purgatorio m?s de un mill?n de almas, principlamente recitando el Santo Rosario y ofreciendo sus indulgencias por ellas.
5. Otra f?cil y eficaz forma de ayuda es la recitaci?n constante de oraciones breves que contengan indulgencias (aplicando dichas indulgencias en favor de las almas del Purgatorio) Mucha gente tiene la costumbre de decir 500, ? 1000 veces cada d?a la peque?a jaculatoria "Sagrado Coraz?n de Jes?s, en Vos conf?o", o la sola palabra "Jes?s". Estas son las mas consoladoras devociones; ellas traen oc?anos de gracias a quien las practican y dan inmenso alivio a las Santas Almas.
Aquellos que digan las jaculatorias 500, ? 1000 veces, ganan 300.000 d?as de indulgencias( ochocientos veintiun a?os de indulgencias) !!! Qu? multitud de almas podemos liberar!!! Cu?nto no ser? la cantidad de almas liberadas al cabo de un mes, de un a?o, de cincuenta a?os? Y a los que no dicen las jaculatorias. .. que inmenso n?mero de gracias y favores habr?n perdido! Es bastante posible-aunque no f?cil- decir esas jaculatorias 1000 veces al d?a. Pero si no puedes decir 1000, por lo menos dilas 500, o 200 veces diarias.
6. Todav?a otra poderosa oraci?n es:


"Padre Eterno, te ofrezco la Precios?sima Sangre de Jes?s, con todas las Misas dichas en el mundo en este d?a, por las Almas del Purgatorio".

Nuestro Se?or mostr? a Santa Gertrudis un vasto n?mero de almas dejando el Purgatorio (cerca de 1000 cada vez que se la recitaba!)y yendo al Cielo como resultado de esta oraci?n, la cual la Santa acostumbraba decir frecuentemente durante el d?a.
7. El acto heroico: consiste en ofrecer a Dios en favor de las Almas del Purgatorio todos los trabajos de satisfacci?n que practicamos en nuestra vida y todos los sufragios que ser?n ofrecidos para nosotros despu?s de nuestra muerte. Si Dios premia tan abundantemente la mas insignificante limosna dadas por un pobre hombre en Su nombre, que inmensa recompensa ?l no dar? a aquellos que ofrecen sus trabajos de saitsfacci?n en vida y muerte por las Almas que ?l ama tanto.
Este acto no evita que los sacerdotes ofrezcan Misas por las intenciones que ellos deseen, o que los laicos no recen por algunas personas u otras intenciones. Aconsejamos a todos realizar este acto.


LAS LIMOSNAS AYUDAN A LAS SANTAS ALMAS:

San Martin dio la mitad de su manto a un pobre mendigo, s?lo para darse cuenta despu?s que se lo hab?a dado a cristo. Nuestro Se?or apareci? al Santo y le agradeci?.
El Beato Jordan de la Orden Dominica, nunca pod?a rehusar dar limosnas cuando se lo ped?an en el nombre de Dios. Un d?a el se hab?a olvidado su monedero. Un pobre hombre imploraba una limosna por el amor de Dios. En vez de descartarlo, Jordan, por entonces un estudiante, le di? su mas preciado cinturon, el cual el apreciaba mucho. Poco tiempo despu?s, el entr? a una Iglesia y encontr? su cinturon circundando la cintura de una imagen de Cristo Crucificado. El tambi?n, hab?a dado sus limosnas a Cristo. Todos damos limosnas a Cristo.

CONCLUSION:

Dar todas las limosnas que podamos.
Pedir todas las Misas que est?n en nuestro poder.
Escuchar todas las Misas, cuantas mas, mejor.
Ofrecer todas nuestras penas y sufrimientos por la liberaci?n de las Almas del Purgatorio.
Liberaremos incontable cantidad de Almas del Purgatorio, las cuales nos pagar?n 10000 veces mas.


Publicado por mario.web @ 8:15  | religion
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios