Mi?rcoles, 30 de marzo de 2011

Mateo 5, 17-19. Cuaresma. Todo bautizado est? llamado a ser testigo y ap?stol de Jes?s.
Autor: Christian D. Garrido F | Fuente: Catholic.net


Evangelio

Lectura del santo Evangelio seg?n San Mateo 5, 17-19

En aquel tiempo, dijo Jes?s a sus disc?pulos: No crean que he venido a abolir la Ley y los Profetas. No he venido a abolir, sino a dar cumplimiento. Yo les aseguro que antes se acabar?n el cielo y la tierra, que deje de cumplirse hasta la m?s peque?a letra o coma de la ley. Por tanto, el que quebrante uno de estos preceptos menores y as? lo ense?e a los hombres, ser? el m?s peque?o en el Reino de los Cielos; en cambio, el que los cumpla y los ense?e, ?se ser? grande en el Reino de los Cielos.

Oraci?n Introductoria

Jes?s m?o, yo quiero ser tu testigo y tu ap?stol. No puedo ser indiferente ante la necesidad de transmitir tu palabra a todo el mundo, y saber que muchas almas se pierden por falta de conocimiento de ti.

Petici?n

Te pido Se?or, que grabes en mi mente y en mi coraz?n la urgente necesidad de predicar y transmitir tu palabra, y de esa manera hacer que todo el mundo te conozca y se salve.

Meditaci?n

La fe nunca puede darse por supuesta, porque cada generaci?n necesita recibir este don mediante el anuncio del Evangelio y conocer la verdad que Cristo nos ha revelado. La Iglesia, por tanto, siempre est? comprometida en proponer a todos la herencia de la fe, que incluye tambi?n la doctrina sobre la Eucarist?a, misterio central en el que ?se contiene todo el bien espiritual de la Iglesia, es decir, Cristo mismo?. (Discurso del Santo Padre Benedicto XVI en la apertura de la asamblea eclesial de la di?cesis de Roma)

Reflexi?n Apost?lica

La fe que obtenemos por medio del Evangelio es un enorme tesoro que nos da el conocimiento de Cristo, y por ?l nos viene la vida. Sin embargo, es deber nuestro transmitir la Palabra que hemos recibido, de acuerdo con su mandato: ?Id por todo el mundo y predicad el Evangelio?. No podemos quedarnos solamente en la vivencia de su Palabra cuando hay tanta gente en este mundo que no le conoce. As? pues, todo bautizado est? llamado a ser testigo y ap?stol de Jes?s.
Dios nunca se deja ganar en generosidad, y promete, a todo el que quiera ser su mensajero, ser grande en el Reino de los Cielos. No dejemos en nuestra vida pasar la oportunidad de ganar un premio que no se acaba, y que a fin de cuentas es el que gozaremos por toda la eternidad.

Prop?sito

Meditar? un pasaje del evangelio y lo compartir? con mi familia.

Dialogo con Cristo

Jes?s, a ejemplo tuyo quiero ser portador de tu palabra, y me propongo no solamente cumplir con tus mandamientos, sino tambi?n transmitirte a todos, y en todo momento, por medio de la predicaci?n y el testimonio.



?Tambi?n hoy, para ser en el mundo signo e instrumento de ?ntima uni?n con Dios y de unidad entre los hombres, los cristianos debemos basar nuestra vida en estos cuatro ?ejes?: la vida fundada en la fe de los Ap?stoles transmitida en la Tradici?n viva de la Iglesia, la comuni?n fraterna, la Eucarist?a y la oraci?n? (Benedicto XVI, 23 de enero de 2011).


Publicado por mario.web @ 9:13
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios