Jueves, 31 de marzo de 2011
Documento preparado por el Comit? para Comunicaci?n y aprobado por la Junta Administrativa de USCC en marzo de 1998 para ser presentado a la asamblea plenaria de la Conferencia Cat?lica de los Estados Unidos en junio de 1998.
?
Renovar la Mentalidad de los Medios de Comunicaci?n
Renovar la Mentalidad de los Medios de Comunicaci?n
"No sigan la corriente del mundo en que vivimos, m?s bien transf?rmense por la renovaci?n de su mente. As? sabr?n ver cu?l es la voluntad de Dios, lo que es bueno, lo que le agrada, lo que es perfecto". (Romanos 12Bastardo Kitty

Declaraci?n para vencer la explotaci?n del sexo y la violencia en las comunicaciones, de los obispos cat?licos de EE.UU. United States Catholic Conference Washington, D.C.

Contenido

* Introducci?n
* La Pornograf?a a la Luz de la Teolog?a del Cuerpo y la Sexualidad
* Presentaci?n de la Violencia a la Luz de la Teolog?a del Cuerpo
* Tres ?reas Preocupantes
* ?Qu? Se Puede Hacer?
o El Gobierno
o Las Industrias del Espect?culo y de los Medios de Comunicaci?n
o El P?blico en General
o Padres y J?venes
o Dirigentes Eclesiales
* Ap?ndice 1: Siete Pasos Pr?cticos
* Ap?ndice 2: Fundamentos para Entender Legislaci?n y Casos Legales Sobre Obscenidad e Indencia o Violencia Excesiva
*Ap?ndice 3: Perfil de los Medios de Comunicaci?n en EE.UU.
* Ap?ndice 4: Direcciones de Redes y TV Cable


Introducci?n


Los medios de comunicaci?n tienen tal capacidad para llevar la verdad y la belleza a las vidas de miles de millones de personas que no podemos permitir que se conviertan en el escenario de los que quieren pervertir el don divino del cuerpo y la sexualidad. Aunque parezca que los grandes conglomerados de medios de comunicaci?n est?n fuera del alcance de la influencia de personas ordinarias, nosotros todav?a osamos creer, que por la gracia de Dios (cuyo poder hizo posible las maravillas de la comunicaci?n) todos aquellos que trabajan en los medios de comunicaci?n o los usan, se unir?n para dar gloria a Dios y eliminar todo lo que pueda disminuir su imagen en la creaci?n.

Dada su tremenda capacidad para dar forma al destino de la humanidad, los medios de comunicaci?n social son de considerable inter?s para la Iglesia. Ya el Concilio Vaticano II reconoci? que los medios de comunicaci?n pueden dirigir, recta o desgraciadamente, al g?nero humano (cf. Concilio Vaticano II, Decreto sobre los medios de comunicaci?n social [Inter Mirifica], no. 11).

Los medios de comunicaci?n contempor?neos han logrado que se intensifique y acreciente la presentaci?n de la pornograf?a y la violencia gr?fica excesiva e innecesaria. Otros usos tambi?n ofensivos del sexo y la violencia se han proliferado en algunas formas de los principales medios de comunicaci?n. El uso fr?volo y estimulante del sexo y la violencia penetra de tal manera los medios de comunicaci?n que ha contribuido a la p?rdida del sentido de lo que de forma objetiva es moralmente bueno y malo en es tos asuntos.

La pornograf?a, la excesiva violencia, y otros usos irresponsables del sexo y la violencia en los medios de comunicaci?n hieren seriamente la salud moral y psicol?gica de la sociedad en general, como tambi?n la de los individuos ?tanto ni?os como adultos. Aun la gente que no hace gran uso de los medios de comunicaci?n est? consciente de que viven en una sociedad cuyo ambiente y cuyos valores son afectados por la influencia de los medios de comunicaci?n para el bien o el mal, y tambi?n pueden ser afectados ellos mismos, aunque indirectamente.

Hoy los medios de comunicaci?n afectan nuestra vida m?s que nunca. El Internet, desconocido por la mayor?a hasta hace poco, es ahora un instrumento para negocios, educaci?n y otros tipos de comunicaci?n. La tecnolog?a del CD-ROM pone al alcance de nuestras manos bibliotecas completas, y crea avenidas para el aprendizaje que permite a los usuarios entender materias complejas y desconocidas. Mediante el uso de sat?lites y sistemas de tv por cable, los usuarios tienen acceso a muchos m?s canales que permiten cualquier diversi?n o informaci?n "que se desee". Nuevos canales, dedicados a tales temas como la historia, el gobierno, la educaci?n, la ciencia, ni?os, idiomas extranjeros y religi?n, cumplen con una de las metas originales de la televisi?n que era ayudar en la educaci?n de la sociedad, especialmente a los ni?os, sobre la vida, la cultura y el mundo. Con la llegada de la televisi?n de alta definici?n, esa tecnolog?a digital proporcionar? a la industria de la televisi?n los medios para ganar un papel a?n m?s importante en la vida del hogar.

El lado negativo de los medios de comunicaci?n, sin embargo, contin?a obscureciendo el valor de esas contribuciones. Grandes empresas en la industria de la comunicaci?n y el espect?culo obtienen grandes beneficios al enfocar a los j?venes, particularmente, mediante una varie-dad de medios de comunicaci?n. Cargan con una gran respon-sabilidad por instigar los instintos y deseos que la mayor?a de los j?venes no han aprendido a controlar con la madurez.

La televisi?n y el cine son criticados con m?s frecuencia, ya que en el pasado, han ofrecido la mejor oportunidad para que los j?venes tengan libre acceso a materiales censurables. Sin embargo, otras formas de medios de comunicaci?n, nuevas y viejas, tambi?n influyen en j?venes adultos para causar formas destructivas e inmorales de conducta:

*La utilidad del Internet ya ha sufrido alg?n da?o por parte de aquellos que lo usan para vender sexo y violencia o para trasmitir mensajes de odio. Esta apertura a un vasto mundo de aprendizaje e informaci?n es tambi?n el medio para que adultos y ni?os tengan acceso a la obscenidad, la violencia y el prejuicio. P?ginas para "adultos" y las que provocan el odio aparecen en Internet, como tambi?n el equivalente a las librer?as para adultos. Los padres no quieren que Internet introduzca en el hogar ese tipo de ambiente del que normalmente tratar?an de proteger a sus hijos, pero los padres se sienten impotentes para impedir que eso ocurra.

* Las conversaciones radiales, con frecuencia inundan a sus oyentes con comentarios hirientes o indecentes.

* La industria de la m?sica ha recibido ataques merecidos por los mensajes obscenos y violentos que contienen la letra de muchas canciones, y grupos musicales espec?ficos han sido acusados de comportamiento destructivo tales como el uso de drogas y hasta el suicidio.

* Juegos brutales de v?deo hacen creer a los ni?os que el mundo de la violencia, el libertinaje y el sadismo es equivalente a lo que es atractivo y heroico.

* Revistas que convierten a las personas en meros objetos sexuales contin?an aumentando, y todo parece ser aceptable ya que la presentaci?n de actos sexuales pierde el poder de sorprender o hasta avergonzar. Otras revistas exaltan las actividades agresiva s y violentas.

* Servicios telef?nicos ofrecen conversaciones de todo tipo para estimular sexualmente.

* Algunos lugares de diversi?n ofrecen nudismo como su principal atracci?n, aun estando localizados cerca de escuelas y vecindarios familiares. Esos sitios ofenden a sus empleados y clientes y los que reciben esa propaganda son tentados a considerar la persona y la sexualidad de manera degradante.

*Aunque algunas han instituido normas para no ofrecerlas, hay tiendas de v?deos que ofrecen secciones clasificadas X y son, por tanto, grandes contribuidoras a la propagaci?n de pornograf?a. La mayor?a ofrece una va-riedad de selecciones con acci?n y violencia que tienen el potencial de in-citar comportamiento violento.

*Compa??as publicitarias son notorias por su amplio uso de im?genes se-xuales para vender productos, y sus modelos, algunos lo suficientemente j?venes como para parecer menores de edad, posan con vestimenta provocativa y aparecen en anuncios, revistas, carteles, televisi?n y World Wide Web.

La Iglesia, reconociendo la belleza de la sexualidad y la triste realidad de la violencia en la vida humana, distingue entre la proyecci?n irresponsable del sexo y la violencia y la posibilidad de proyectarlos de manera correcta dentro de un contexto moral que puede ser apropiado para adultos, aunque no lo sea para ni?os o j?venes, y deba mantenerse fuera de su alcance. Objetamos a la manera en que se usa el sexo y la violencia, no al mero hecho de su presentaci?n.

Los porn?grafos y los que hacen uso de la violencia gr?fica para excitar a los vulnerables est?n muy cerca de ser como los narcotraficantes que abusan de las debilidades humanas para su propio beneficio. Otros que usan irres-ponsablemente el sexo y la violencia para deslumbrar sus audiencias tambi?n hacen mucho da?o.

El gobierno tiene tambi?n una gran responsabilidad. La falta de regulaci?n ha dejado a los consumidores, por lo general, sin la alianza del gobierno en la promoci?n de mejores medios de comunicaci?n, precisamente durante este periodo en que su influencia ha crecido enormemente.

Los consumidores de los medios de comunicaci?n tambi?n comparten la responsabilidad. Aquellos que escogen libremente dar apoyo a las industrias que ofrecen pornograf?a y violencia gr?fica no s?lo son responsables de s? mismos, sino tambi?n de todos aquellos que ser?n atrapados en lo que el Catecismo de la Iglesia Cat?lica (CIC) llama la "ilusi?n de un mundo ficticio" (no. 2354) lleno de sexo y violencia. Muchos consumidores no levantan su voz contra esos materiales expl?citamente sexuales, menos importantes pero tambi?n ofensivos, que pasan por sus manos cada d?a en los medios de comunicaci?n principales. Estos son los factores que inspiran esta declaraci?n. La base de nuestra inquietud est? en una convicci?n llena de fe sobre la dignidad del cuerpo y de la sexualidad.

Publicado por mario.web @ 19:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios