Jueves, 31 de marzo de 2011

Tres ?reas Preocupantes

En cuanto a la presentaci?n de sexo y violencia en los medios de comunicaci?n, ser? ?til distinguir tres ?reas que nos preocupan.

La primera es la pornograf?a en s?, que niega la dignidad que Dios ha dado a cada ser humano. Este tipo de "diversi?n" degrada a los que la producen y bloquea el desarrollo moral y emocional de aquellos que son tentados a usarla. La pornograf?a priva a la sociedad de su civismo y se convierte en fuente de crimen, muchas veces en contra de los m?s desamparados. La sociedad est? justamente alarmada por el peligro que corren los ni?os al ser expuestos a la pornograf?a y por la posibilidad de ser v?ctimas de cr?menes sexuales o de otro tipo. Las mujeres, m?s que nunca, denuncian la industria pornogr?fica que las degrada y les falta el respeto, a ellas en particular.

En esta ?rea, estamos en el campo que usualmente se llama en t?rminos legales "obscenidad" e "indecencia." La obscenidad y la pornograf?a no est?n protegidas por la Primera Enmienda y est?n, de hecho, prohibidas bajo las leyes federales y estatales. La indecencia, tambi?n, puede regularse en algunas de sus formas, al menos para restringir el acceso de menores.

Adem?s de la pornograf?a, hay una segunda ?rea de preocupaci?n. Esta es la llamada pornograf?a "blanda" (a veces descrita como "er?tica" para distinguirla de la "obscena"), que est? f?cilmente a nuestro alcance. Algunas pel?culas clasificadas R son s?lo marginalmente menos ofensivas que las pel?culas clasificadas X. Junto a las pel?culas clasificadas R que se exhiben con regularidad, la televisi?n cable tambi?n ofrece "horas de comedia" con comediantes cuyos mon?logos est?n expresamente cargados de palabras crudas, material sexualmente expl?cito, y bromas degradantes sobre las funciones del cuerpo. Algunos productores est?n desafiando las redes de televisi?n para que vayan m?s all? de sus normas regulares y acepten m?s sexualidad expl?cita y mayor uso
de rudeza y lenguaje profano.

Un tercer nivel de preocupaci?n es material que, aunque normalmente no se identifica como "hardcore" o "softcore", es preocupante porque las escenas con relaciones sexuales parecen estar siempre presente de manera fr?vola y excitante. Hasta la programaci?n que se presenta para las audiencias ge-nerales en las redes de transmisi?n de televisi?n ?muchas veces en las horas cuando los ni?os est?n mirando? contiene mucho material de ese tipo. En esta ?ltima categor?a de programaci?n se encuentra mucho material de las telenovelas, espect?culos de la far?ndula y programas para "info-entretenimiento". Motivado por mejorar las clasificaciones, hasta en los programas de noticias, hay mucho que va m?s all? del l?mite de lo que es aceptable para los televidentes en el hogar e incluye historias ofensivas y material sexualmente expl?cito.

Esta perspectiva inmadura e inapropiada del sexo infiltra muchas revistas, incluyendo algunas dirigidas a los adolescentes o adultos j?venes en los que la principal caracter?stica de la persona es su "apariencia". El consejo que ofrecen sobre la conducta sexual no enfoca la moralidad sino c?mo maximizar el "sentirse satisfecho" con uno mismo y c?mo minimizar los resultados negativos de varios grados de intimidad. Muchas pel?culas que se anuncian para atraer audiencias de j?venes contienen uso del sexo de manera igualmente explotadora.

La manera en que se habla del sexo tambi?n es preocupante. La libertad con que se debaten p?blicamente asuntos sexuales, disminuye la seriedad con que se trata la sexualidad.

La violencia tambi?n se puede categorizar de esta manera. Como se ha notado ya, hay una categor?a en la que el sexo y la violencia se combinan para producir en las personas la resoluci?n a participar en actos sexuales en una variedad de escenarios degradantes, algunas veces culminando con la muerte. Esta categor?a de violencia es una forma de pornograf?a y puede ser perseguida por la ley.

Adem?s de esta "pornograf?a de la violencia" hardcore, hay una segunda categor?a que contiene varios grados de violencia softcore. Mutilaciones y escenas grotescas de confrontaciones violentas ?sangre brotando de heridas o el sonido de huesos al ser quebrados, constituye el valor de "entretenimiento" de pel?culas de "acci?n," "slasher," "kickboxer," y pel?culas similares. Tal violencia se presenta muchas veces como deporte o entretenimiento. No es un elemento de la trama o caracterizaci?n sino el prop?sito en s? de la obra. Muchos programas de este tipo est?n disponibles en la televisi?n cable. Como en la presentaci?n del sexo, las redes son desafiadas a ir m?s all? de sus normas hacia el tipo de violencia que se ve en las pel?culas que exhiben los teatros.

La tercera ?rea tiene que ver con la generalizaci?n con que la violencia, aunque no tan extrema como en las otras ?reas, se presenta fr?volamente. Es este tipo de violencia que muchas veces causa las quejas que se escuchan sobre la violencia excesiva de las noticias, en los mu?equitos dise?ados para ni?os muy peque?os, y en los eventos deportivos.

El comportamiento violento muchas veces origina conversaciones airadas y que faltan el respeto; y demasiados medios de comunicaci?n parecen que no s?lo toleran, sino que se empe?an en alentar las conversaciones hostiles. Una cosa es identificar puntos de desacuerdo, pero otra es representar expresiones extremas y agresivas en ambos lados de un tema. Muchos de los programas radiales y algunos directores de programas de televisi?n parece que se especializan en este tipo de violencia.


Publicado por mario.web @ 20:06
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios