Jueves, 31 de marzo de 2011
En s? mismas, las pasiones no son buenas ni malas. S?lo reciben calificaci?n moral en la medida en que dependen de la raz?n y de la voluntad.
?
Pasiones y vida moral
Pasiones y vida moral
Las pasiones se llaman voluntarias ?o porque est?n ordenadas por la voluntad, o porque la voluntad no se opone a ellas?. Pertenece a la perfecci?n del bien moral o humano el que las pasiones est?n reguladas por la raz?n.

Los sentimientos m?s profundos no deciden ni la moralidad, ni la santidad de las personas; son el dep?sito inagotable de las im?genes y de las afecciones en que se expresa la vida moral. Las pasiones son moralmente buenas cuando contribuyen a una acci?n buena, y malas en el caso contrario.

La voluntad recta ordena al bien y a la bienaventuranza los movimientos sensibles que asume; la voluntad mala sucumbe a las pasiones desordenadas y las exacerba. Las emociones y los sentimientos pueden ser asumidos en las virtudes, o pervertidos en los vicios.

En la vida cristiana, el Esp?ritu Santo realiza su obra movilizando todo el ser incluidos sus dolores, temores y tristezas, como aparece en la agon?a y la pasi?n del Se?or. Cuando se vive en Cristo, los sentimientos humanos pueden alcanzar su consumaci?n en la caridad y la bienaventuranza divina.

La perfecci?n moral consiste en que el hombre no sea movido al bien s?lo por su voluntad, sino tambi?n por su apetito sensible seg?n estas palabras del salmo: ?Mi coraz?n y mi carne gritan de alegr?a hacia el Dios vivo?.

Publicado por mario.web @ 20:22
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios