Domingo, 22 de mayo de 2011

Gracias por haber tenido la valent?a de aguantarme siete meses y no haberme abortado
Autor: Andr?s Oc?diz, L.C. | Fuente: www.buenas-noticias.org


Su grupo de Facebook se llamaba ?busco a mi mam?. Su historia comenz? a ser conocida en Argentina y con rapidez se fue extendiendo a otros pa?ses. Le llegaban mails de apoyo de pa?ses como Inglaterra y Suiza, entre otros.

La historia de Mauricio comienza a los pocos d?as de nacido, cuando fue abandonado por su madre. S?lo hab?a tenido siete meses de gestaci?n cuando le lleg? el momento de nacer, por lo que fue internado en el Hospital Misericordia. All?, una se?ora se hizo cargo de ?l, pero al poco tiempo tuvo que ser enviado a otra ciudad. Una familia de C?rdoba (Argentina) lo adopt? como su hijo. Hoy Mauricio tiene 23 a?os.

Desde hace algunos a?os, Mauricio comenz? a buscar a su mam? biol?gica y tuvo la buena idea de usar la red social Facebook para lograr su objetivo. Su grupo comenz? a crecer seg?n se iba conociendo su historia, pero sin el ?xito que ?l deseaba.

Pero hace unas semanas, mientras viajaba en coche, su celular son?... y del otro lado de la l?nea estaba su mam?.

?Cu?ntas preguntas se agolpar?an en la mente de Mauricio! Habr?a tantas cosas que decir. ?Lo ?nico que atin? a decirle -cuenta ?l- fue que estaba todo bien y que la perdonaba?. Mauricio hab?a sido un ?accidente? en la vida de su madre y por eso lo abandon?. Sin embargo, ?l ten?a muy claro lo que ten?a que decirle: ?gracias por haber tenido la valent?a de aguantarme siete meses y no haberme abortado?.

Valent?a, ?sa es la palabra que describe con exactitud la actitud de esta madre que decidi? seguir adelante con su embarazo. Su ?accidente? pudo haberse solucionado f?cilmente con un aborto, pero no fue as?. Por eso ?necesitaba agradecerle que me dej? nacer?, dice Mauricio, porque su madre, al tomar la decisi?n correcta, le dio la mejor de las oportunidades: vivir. Y para agradecer esto no hay palabras.

El encuentro entre la madre y el hijo estuvo marcado por l?grimas, abrazos, perd?n y gratitud. Su historia tuvo un final feliz y ahora Mauricio, para usar sus mismas palabras, se siente pleno. Su vida acaba de cambiar, y, en medio de su felicidad, ha cambiado tambi?n su grupo de Facebook, que a partir de ahora se llama ?ya la encontr?.

Con datos de ?El Clar?n?


Publicado por mario.web @ 21:42
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios