Martes, 24 de mayo de 2011

T? vales m?s que tus actos
Autor: Juan Antonio Ruiz J., L.C. | Fuente: www.buenas-noticias.org

?


En un patio de San Sebasti?n (Espa?a), dos ancianas se sientan una frente la otra. Consuegras desde hace ya algo de tiempo, disfrutan cada tarde como la primera y la ?ltima de sus vidas. Saben que el tiempo est? ara??ndoles la vida a cachos.

Esperanza Chaos Lloret -?se es el nombre de una de ellas- lleva tiempo que ha olvidado qui?n es o en d?nde est?: el Alzheimer ha opacado el crep?sculo de su existencia. All?, a lo lejos, algunos vagos recuerdos merodean a?n por su mente...

La primera evocaci?n de esta mujer nacida en Tetu?n se traslada a su matrimonio con Daniel de Juana Rubio, un teniente de las tropas de Franco durante la guerra civil. Tras la boda, se trasladaron a vivir a Guip?zcoa, en donde nacieron sus dos hijos: Altamira y Jos? Ignacio. A?os hermosos, pero que ahora la memoria de Esperanza apenas advierte...

?El segundo recuerdo? Las llamadas que a?os m?s tarde le har?a su hijo I?aki, encarcelado en lejanas prisiones por el asesinato de 25 personas. Hablaban de cosas banales, nunca de la pertenencia de su hijo a la banda terrorista ETA. ??Necesitas un jersey? Con gusto te lo mando, hijo?. Y as?, los cinco minutos de cada llamada se perd?an en la mente perdida de Esperanza.

Altamira, su hija, protagoniza la tercera reminiscencia. El hijo del militar Jos? Mar?a Herrera le pide que se case con ella y Altamira acepta. El hermano I?aki, preso, no puede asistir a la ceremonia. De hecho, la ?ltima vez que Esperanza puede verle ser? el 7 de julio de 2005, durante una visita a la c?rcel madrile?a de Aranjuez.

Por ello, la boda de Altamira es un peque?o oasis para su coraz?n. Y, ?paradojas de la vida!, algunos anotan que al padre militar del novio lo acribillaron a balazos tres pistoleros de ETA el 2 de enero de 1979. La madre del novio, Mar?a Teresa Embid, asisti? gozosa a la boda, a pesar de su viudez.

Y aqu?, los recuerdos de Esperanza se asocian a los de Mar?a Teresa, pues es justamente ella quien, sentada en un patio de San Sebasti?n, cuida de su consuegra Esperanza y la acompa?a en los ?ltimos momentos de su obnubilada existencia.Y tras la muerte de Esperanza, acaecida el 27 de enero de 2007 y muchos olvidaron que de la poca familia que le quedaba, figuraba la mujer de un militar asesinado por ETA.

Paul Ricoeur, fil?sofo franc?s, gustaba decir a las personas: ?t? vales m?s que tus actos?. Frase que seguramente Mar?a Teresa pensar?a cada vez que miraba a su consuegra Esperanza: ?t? vales incluso m?s que los actos de tu hijo y, por ello, mereces todo mi amor y mi cuidado?. ?Y ol?!

Con datos de El Pa?s, 11 de febrero de 2007


Publicado por mario.web @ 9:26
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios