S?bado, 28 de mayo de 2011

?
Image
Senador Max Baucus, que el mes pasado fue denunciado por recomendar a su novia para un alto cargo en el gobierno

Algunos aspectos que nunca forman parte de las noticias suelen ser de lo m?s interesantes. .

Tal es el caso de la reciente enmienda al plan de asistencia m?dica del Senado propuesta por el Presidente del Comit? de Finanzas del Senado, Max Baucus (Senador del Partido Dem?crata por el Estado de Montana). Este cambio en el texto del proyecto destinar?a cientos de millones de d?lares del dinero de los contribuyentes norteamericanos a un conjunto de acciones que se ha llamado ?Educaci?n sobre Responsabilidad Personal para la Formaci?n de la Vida Adulta.?

?Y de qu? se trata exactamente esto? Aqu? viene lo interesante. Porque m?s all? del lenguaje vago de la enmienda, se trata de US$ 400 millones entre los a?os 2010 al 2015. La perorata argumentativa comienza por decir que se? implementar?n ?programas eficaces basados en evidencia? y ?stos, supuestamente, ense?ar?n a los ni?os ?habilidades para una vida saludable?. Esto incluir?a temas como ?el establecimiento de metas, toma de decisiones, negociaci?n, comunicaci?n y habilidades interpersonales y manejar el estr?s.?

En resumen, la enmienda no escapa al lenguaje est?ndar de Washington, una inmensa cantidad de palabras que pueden significar lo que se pretend?a y varias cosas m?s que puedan ser ?tiles en el camino.

Sin embargo, lo vago se vuelve repentinamente muy concreto cuando llegamos a la parte de la enmienda que se refiere a la cuesti?n sexual. En esta parte se hace referencia muy espec?fica a ?actividades para educar a los j?venes que son sexualmente activos con relaci?n al comportamiento sexual responsable.? La enmienda afirma implementar ?programas eficaces basados en evidencia... demostrada sobre la base de una investigaci?n cient?fica rigurosa para cambiar el comportamiento, es decir: retrasar la actividad sexual, aumentar el uso de preservativos y m?todos anticonceptivos en los j?venes sexualmente activos y reducir el embarazo entre la juventud.?

Aqu? llegamos al meollo del asunto. La ?educaci?n para la responsabilidad personal? mencionada en la enmienda de Baucus es en realidad educaci?n sexual. El plan de asistencia m?dica del Senado va a ense?ar a los ni?os sobre sexo. De forma gr?fica y en etapas muy precoces. La receta de siempre y a pesar del fracaso de siempre. El tipo de ?educaci?n sexual? que promueve el uso de anticonceptivos y que supuestamente reducir?a los embarazos y abortos cuando los indicadores muestran precisamente lo contrario. Lo incre?ble es que lo hagan en nombre de ?una eficacia basada en evidencia?.

Por supuesto esto no se har? con el dinero del senador Baucus ni se pagar?n a las organizaciones en base a la modificaci?n de indicadores (si fuera as? ya hubieran desaparecido hace d?cadas). Esta ?educaci?n sexual? se har? con montones de d?lares de los impuestos norteamericanos, una fuente siempre abundante y poco exigente con los resultados.

Contra el derecho de los padres, contra la abstinencia y contra los propios ni?os

La enmienda afirma proporcionar ?actividades e informaci?n adecuada a la edad?. Sin embargo, la historia demuestra que esta afirmaci?n es, en el mejor de los casos, imposible de ser implementada sin afectar el derecho de los padres. Lo m?s frecuente es que esta afirmaci?n ha servido a distintos proyectos totalitarios a lo largo de la historia para suplantar el derecho de los padres. ?Qu? posible ?informaci?n adecuada a la edad? puede tener en mente el proyecto de ley para un ni?o de 11 a?os (uno de los grupo objetivo del proyecto)? ?Ser? la misma ?informaci?n adecuada a la edad? que los padres de esos ni?os quisieran darles? La sola probabilidad de que en algunos casos la respuesta sea no ya nos anticipa que esta formulaci?n viola el derecho a la Patria Potestad. En otras palabras, el criterio sexual del senador Baucus por sobre cualquier consideraci?n de los padres y a pesar de ellos.

?Y que tan buena es la ?educaci?n para la abstinencia? si la anticoncepci?n y el aborto est?n siendo impulsados justo al lado de ella? Los ni?os reciben un mensaje ambivalente. Se les dice, con una palmadita, que tal vez deber?an abstenerse de tener relaciones sexuales, pero lo m?s probable es que simplemente no puedan, y que nadie puede, realmente. El pasado nos ense?a que la educaci?n sexual ?basada en hechos? o ?general? es simplemente la clave para la educaci?n sexual que trata al sexo como inevitable, en lugar de una elecci?n humana.

Pero aqu? viene otro dato interesante: la referencia obligatoria a favor de la abstinencia aprovecha el financiamiento del T?tulo V para programas de abstinencia. O sea, le otorga un poco m?s de fondos destinados a promover la abstinencia cuando en realidad har? todo lo contrario.

En esta desastrosa trasgresi?n de la evidencia, los ni?os no son m?s que animales de granja con una actividad sexual inevitable e indiscriminada. Pretenden pues hacernos creer que nuestros ni?os ser?n j?venes incapaces de evitar la colisi?n contra el infranqueable muro del est?mulo sexual y lo ?nico posible de hacer es simplemente recoger los pedazos.

No es una casualidad que los opositores a la educaci?n para la abstinencia vean esta enmienda como un gran provecho para su causa. William Smith, Vice-Presidente de SIECUS, Sexuality Information and Education Council of the United States, (Consejo de Educaci?n e Informaci?n sobre Sexualidad de los Estados Unidos) felicit? al Senado por incluir en el proyecto de ley de asistencia m?dica un ?nuevo programa general de educaci?n sexual para los Estados.? ?Este es un gran paso que pone evidencia cient?fica y sentido com?n sobre la hipermoralidad.? se regodea.

La Campa?a Nacional para Evitar el Embarazo en Adolescentes y Embarazos No Deseados hace eco de esta opini?n. ?Como una organizaci?n dedicada a evitar el embarazo en adolescentes y embarazos no deseados,? dice en un comunicado de prensa reciente, ?la Campa?a Nacional aplaude al Presidente Baucus y al Comit? por este s?lido enfoque cient?fico... esta inversi?n ayudar? a preparar a los j?venes en una transici?n exitosa hacia la edad adulta, ayudar? a disminuir la pobreza y a aumentar los resultados educativos, y mejorar? el bienestar familiar y de la ni?ez en general?. Como pueden apreciar, todo se reduce al sexo. Ni el mismo Freud? ser?a tan entusiasta.
?
Y por ?ltimo ?no darle lugar al control del est?mulo sexual y lidiar con la animalidad es la receta para una transici?n exitosa a la adultez? Si bien el derecho a tener relaciones sexuales promiscuas puede haber sido el grito de batalla de la generaci?n actualmente a cargo de la legislaci?n, es injusto suponer que todos los ni?os de hoy necesariamente ambicionan ese lamentable est?ndar. Estados Unidos tiene una de las m?s altas tasas de embarazos en adolescentes en el mundo occidental, precisamente por el esquema de la educaci?n sexual libre a la que los ni?os son constantemente expuestos. ?No es tiempo de que nuestros legisladores dejen de desear una generaci?n de ni?os tan libertinos como lo fueron ellos en su momento?

Los d?as de Woodstock y el amor libre se han ido y ning?n financiamiento p?blico o mandato legislativo deber?a traerlos de regreso.

?
Colin Mason es el Director de Comunicaciones de Population Research Institute
?


Steve Mosher es el Presidente del Instituto de Investigaci?n en Poblaci?n (Population Research Institute), una organizaci?n sin fines de lucro dedicada a desmontar la falacia de la sobrepoblaci?n en el mundo.
(c) 2008 Population Research Institute.
Permiso para reproducir concedido. Redistribuci?n de forma extendida. Los cr?ditos son necesarios.

Para suscribirse a la version en espa?ol del Informe Semanal envie un correo electr?nico a:

[email protected]

Nada de lo escrito aqu? debe ser interpretado como un intento de ayudar u obstaculizar la aprobaci?n de un proyecto de ley en el Congreso.

El Instituto de Investigaci?n en Poblaci?n (Population Research Institute) est? dedicado a terminar con los abusos contra los derechos humanos cometidos en nombre de la planificaci?n familiar y acabar con los contraproducentes paradigmas sociales y econ?micos derivados de la falacia de la "sobrepoblaci?n".

En Am?rica Latina puede contactarse con:

Carlos Polo Samaniego
Director de la Oficina de Am?rica Latina
Correo Electr?nico:?[email protected]
Tel?fono:?(511) 7196147


Publicado por mario.web @ 21:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios