Domingo, 29 de mayo de 2011

?
Image

Conozco algo acerca de algunas de las m?s impresionantes conversiones a la causa pro-vida. Yo mismo soy producto de una de esas conversiones, hace algunos a?os en una cl?nica de aborto de China. En realidad nunca hab?a dimensionado lo que significa un aborto y las consecuencias que acarrea hasta que fui testigo de uno con mis propios ojos. En esos momentos uno no puede pasar por alto el resultado, un beb? muerto y una madre herida profundamente tanto su cuerpo como su esp?ritu. Y lo rechac? horrorizado.

La epifan?a de Abby Johnson sucedi? en circunstancias similares, a pesar de que ella no era una simple espectadora de este crimen contra la humanidad, como lo fui yo. M?s bien, fue directora de una cl?nica de Planned Parenthood por mucho tiempo, en donde se hab?an realizado miles de abortos mientras trabajaba all?. De hecho, Abby hab?a programado el aborto que cambi? radicalmente su vida.

Siendo estudiante universitaria, se enrol? en Planned Parenthood debido a que la hab?an hecho creer que la organizaci?n se dedicaba a ayudar a mujeres en crisis. Les crey? cuando le dijeron que realizaban abortos en casos excepcionales. Abby repet?a las mentiras en las que la entrenaron y le dec?a a las jovencitas ingenuas que lo que crec?a en sus vientres no era un beb?, sino s?lo un feto, m?s peque?o que un grupito de c?lulas o que era una bola de tejidos.

Pero a medida que pas? de voluntaria a empleada a tiempo completo, se enter? de que el objetivo principal de la organizaci?n era el lucro, y tanto como fuera posible, realizando la mayor cantidad de abortos. Se dio cuenta r?pidamente que no se trataba de realizar abortos s?lo en casos excepcionales, como le hab?an hecho creer, sino que desgraciadamente estaba ayudando a que los abortos sean una cosa com?n.

Lleg? el d?a en que se le pidi? a ella misma asistir a un aborto, sosteniendo una sonda de ultrasonido para permitir al abortista tener una visi?n clara de su peque?o objetivo. La escena que apareci? fue un completo perfil de un beb? de 13 semanas. A medida que el doctor insertaba la c?nula de aspiraci?n, ella vio que el beb? empezaba a luchar, retorci?ndose y apart?ndose. No tuvo escapatoria. Como ella misma describe, ?Por un breve momento parec?a que el beb? estaba siendo estrujado y exprimido como un pa?o de cocina. Entonces el peque?o cuerpo triturado comenz? a desaparecer en la c?nula ante mis ojos. Lo ?ltimo que vi fue la peque?a espina dorsal bien formada, succionada por el tubo y de repente todo se hab?a ido?.

Abby, devastada por lo que hab?a visto, se jur? a s? misma que nunca m?s apoyar?a el aborto.

Tal vez su historia podr?a haber terminado ah?, si no fuera por la amistad que se hab?a formado entre ella y los defensores de la vida que por mucho tiempo hab?an realizado vigilias de oraci?n en las afuera de su cl?nica. Estos guerreros de la oraci?n hac?a tiempo que no s?lo interced?an por las mujeres que visitaban la cl?nica y sus hijos por nacer. Lo hac?an tambi?n por el personal de la cl?nica. Por lo tanto, no es casual que cuando Abby sali? de su oficina de Planned Parenthood se fue directamente a la oficina local del director de ?40 D?as por la Vida?, Shawn Carney. As? que Carney y otros pro-vidas? la ayudaron en la transici?n que la ha llevado desde ser una empleada del aborto a convertirse en una potente luchadora que ayuda a otras mujeres y salva vidas.

La historia de la conversi?n de Abby, que fueron a?os de preparaci?n, es poco menos que milagrosa. Me trajo a la memoria el relato de c?mo el Padre Paul Marx se hizo amigo del pionero en abortos Bernard Nathanson, una amistad que ayud? mucho al Dr. Nathanson en su viaje espiritual desde el ate?smo de su juventud hasta su confirmaci?n definitiva en la fe cat?lica. (Sabemos que Abby y su esposo han dejado la Iglesia Episcopal? por su postura a favor del aborto, y est?n recibiendo instrucci?n en la Iglesia Cat?lica).

Si Ud. tiene la tentaci?n de descorazonarse por el continuo apoyo de Estados Unidos al aborto, tenga en cuenta el valor moral de Abby Johnson y de aquellos que est?n con ella. Recuerde que para Dios nada es imposible. ?unPlanned? es el t?tulo de una historia que merece ser le?da por toda persona comprometida con la construcci?n de la Cultura de Vida.

?
Steven W. Mosher es el Presidente de Population Research Institute.
?


Steve Mosher es el Presidente del Instituto de Investigaci?n en Poblaci?n (Population Research Institute), una organizaci?n sin fines de lucro dedicada a desmontar la falacia de la sobrepoblaci?n en el mundo.
(c) 2010 Population Research Institute.
Permiso para reproducir concedido. Redistribuci?n de forma extendida. Los cr?ditos son necesarios.

Para suscribirse a la version en espa?ol del Informe Semanal envie un correo electr?nico a:

[email protected]

Nada de lo escrito aqu? debe ser interpretado como un intento de ayudar u obstaculizar la aprobaci?n de un proyecto de ley en el Congreso.

El Instituto de Investigaci?n en Poblaci?n (Population Research Institute) est? dedicado a terminar con los abusos contra los derechos humanos cometidos en nombre de la planificaci?n familiar y acabar con los contraproducentes paradigmas sociales y econ?micos derivados de la falacia de la "sobrepoblaci?n".

En Am?rica Latina puede contactarse con:

Carlos Polo Samaniego
Director de la Oficina de Am?rica Latina
Correo Electr?nico:?[email protected]
Tel?fono:?(511) 4365835


Publicado por mario.web @ 13:38
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios